RSS Feed

6/10/08

Aqui espero...


Quien dijo que las historias que vivimos tienen un final?...
Quien dijo que después de haber comenzado una relación de momentos y sentimientos especiales esta llega a concluir?..
A medida que pasa el tiempo, lo pasado queda atrás, los malos momentos cobran otra perspectiva y los eventos nos llevan a vivir una sucesión de nuevos momentos que nos llenan de sensaciones nuevas pero que solo son la continuación de nuestra misma historia. El dolor, la rabia y todos esos sentimientos dañinos solo han servido para consolidar y hacer mas fuerte lo verdadero de esa relación.
Los caminos no son fáciles en ninguna historia y muchas veces se nos presentan dificultades para seguirla, porque cada uno lleva consigo una historia nada sencilla, llena de enredos y difícil de comprender, momentos oscuros que marcan una profunda herida que solo el tiempo nos hace ver que tan grandes han sido los daños.
Nuestra historia comenzó un día y pareciera que ha terminado, pero no es así….un día regresaremos a ese punto en donde algo nos recordará que aún existen esos sentimientos intensos y la historia regresará al punto de partida, porque solo ha sido un punto y seguido y aún hay mas párrafos por escribir.
Quizás en algún momento podamos coincidir de nuevo y retomar el camino…este lugar no ha quedado vacío ni olvidado..es solo una espera mas en medio del camino, una banca en el parque que espera sus ocupantes habituales.
Mañana el camino a seguir puede que sea distinto, todo puede suceder, pero estoy segura de que ya sea de tu mano como compañera o a tu lado como amiga se que quiero seguir junto a ti
No manejo los capítulos de esta nuestra historia, nadie puede saber lo que vendrá mañana, pero sigo buscando la tinta con la que escribiré el siguiente..y el otro..y el de después..porque esta será una historia sinfín y mañana sé que hay algo nuevo por escribir…

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...