RSS Feed

15/11/09

MANOS A LA OBRA
Nuestro pequeño mundo

Hoy no tenía muchas ganas de ponerme a pensar ni de escribir…a veces mi mente dice que necesita tiempo libre para vagar, para estar de floja y mirar el techo. Así estaba yo pensando en que hoy solo me dedicaría a poner música en la radio sin hablar solo tumbada en mi cama disfrutando de hacer nada.

Pero he aquí…(muy formal sonó eso), que estaba yo así como una gelatina decorada moviéndome solo si alguien interrumpía mi estática posición, cuando recibí un email...bueno recibí varios, pero este me hizo sacudir mi letargo de inmediato y me di cuenta de lo inútil que son a veces mis días. Ojalá pudiera ser yo como Isabel Muñoz, que un día dijo “Manos a la obra” y empezó así una serie de trabajos fotográficos sobre los niños alrededor del mundo.

En realidad el email me contaba sobre la edición especial de EL PAÍS SEMANAL, el cual ofrecía un amplio retrato sobre la infancia en el mundo, de la mano de Unicef, en el 20 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, pero desde que vi este reportaje fotográfico quise hacer algo que pudiera colgar en mi blog y así compartir con el que me lea de los análisis, hechos y estadísticas que se mencionan en ese diario.

No voy a transcribir cada punto de lo que ahí se menciona porque en realidad es muy completo y variado y no quisiera solo dedicarme a una parte en especial asi que si están interesados en leer mas sobre eso les paso el link.

http://www.elpais.com/articulo/portada/mundo/infancia/panuelo/elpepusoceps/20091115elpepspor_3/Tes

A los niños del mundo los afectan tantos problemas como hambre, abandono, pobreza, analfabetismo, prostitución, sufren de discapacidad, están refugiados, en guerra, algunos y no saben distinguir su sexualidad, en fin…si al menos no puedo ayudar como quisiera, comparto esta información para aquel que sí pueda hacerlo ponga Manos a la obra.


0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...