RSS Feed

22/12/09


http://blogygrana.com/wp-content/uploads/2009/03/delicias1.jpg


Enivrez-vous”….
Bueno...quizás no todos tenemos la fortuna de visitar lugares en el mundo en donde las maravillas del arte son exhibidas...como también es verdad que muchas personas tienen todas las ventajas en la palma de su mano y no saben disfrutarla. Hoy un amigo me ha enviado una felicitación de navidad algo fuera de lo convencional...no tenía Santas ni angelitos, no pesebres con el niño Jesús, pero lo que si tenía era un hermoso regalo.

No conocía esta obra, para que voy a mentir…quizás en mi época de colegio la nombraron pero como joven al fin seguramente tenía mi mente en otros lugares, aunque para salvaguardar mi orgullo debo decir que si había escuchado hablar de su autor...Me estoy refiriendo a la composición pictórica de El Jardín de las Delicias, una de las obras maestras del pintor holandés Hieronymus Bosch, mejor conocido como El Bosco. La pintura pertenece al estilo gótico flamenco y data del año 1510, en pleno nacimiento de la pintura al óleo.

La obra está formada por tres tablas, por tanto es un tríptico. La tabla de la izquierda representa la creación de Eva, la del centro el jardín de las delicias y la de la derecha el infierno. Se trata de un tríptico pintado al óleo de 206 x 386 cm, compuesto por una tabla central y dos laterales (pintadas en sus dos lados) que se pueden cerrar sobre aquella.

“Amar y danzar,
beber y saltar,
cantar y reír,
oler y tocar,
comer, fornicar,
dormir y dormir,
llorar y llorar.”

El cuadro cerrado en su parte exterior alude al tercer día de la creación del mundo. Se representa un globo terráqueo, con la Tierra dentro de una esfera transparente, símbolo, según Tolnay, de la fragilidad del universo. Solo hay formas vegetales y minerales, no hay animales ni personas. Está pintado en tonos grises, blanco y negro, lo que se corresponde a un mundo sin el Sol ni la Luna aunque también es una forma de conseguir un dramático contraste con el colorido interior, entre un mundo antes del hombre y otro poblado por infinidad de seres
“¡Amor hortelano,
desnudo, oh verano!
Jardín del Amor.
En un pie el manzano
y en cuatro la flor.
(Y sus amadores,
céfiros y flores
y aves por el ano.)”


El tema principal de la obra es el pecado. Con las tres tablas se muestran las diferentes fases de éste: El Paraíso, El jardín de las delicias y el Infierno Para representar el pecado, El Bosco pintó en esta obra cantidad de detalles e imágenes lujuriosas y sexuales. Por esto, fue un adelantado a su época, tratando un tema y técnica anticipatorios del surrealismo. El carácter sexual de la obra es muy importante teniendo en cuenta que la pintura es de comienzos del s. XVI.

“Barrigas, narices,
lagartos, lombrices,
delfines volantes,
orejas rodantes,
ojos boquiabiertos,
escobas perdidas,
barcas aturdidas,
vómitos, heridas,
muertos.”

El estilo de El Bosco se caracteriza por el tratamiento de temas religiosos de gran fantasía e imaginación demoníaca. Su detallismo y minuciosidad define motivos astrológicos, de brujería y alquimia. El simbolismo empleado por el pintor es aún hoy en día un elemento de estudio.

Considerada como una de las obras más fascinantes, misteriosas y atrayentes de la historia del arte, el cuadro forma parte de los fondos de exposición permanente del Museo del Prado de Madrid.

“Guadaña, guadaña,
diablo telaraña.

El beleño,
el sueño,
el impuro,
oscuro,
seguro
botín,
el llanto,
el espanto
y el diente
crujiente
sin
fin.

Pintor en desvelo:
tu paleta vuela al cielo,
y en un cuerno,
tu pincel baja al infierno.”

(Los versos son extractos del poema “El Bosco” de Rafael Alberti – España)

En los videos anexos se pueden apreciar sectores de esta grandiosa pintura a mes yeuk… yo por mi parte como no puedo beber en estas fiestas como lo hacía antaño he decidido tomar el consejo de uno de mis escritores favoritos que dice…”Enivrez-vous”….emborráchense!!

“..Hay que estar siempre ebrio. Eso es todo: la única cuestión. Para no sentir el horrible peso del tiempo quebrando la espalda y doblándonos hacia la tierra, hay que emborracharse sin tregua.

¿Pero con qué? Con vino, poesía, o virtud, como gustéis. Pero emborráchense.
Y si alguna vez, en las escalinatas de un palacio, sobre la hierba verde de un parque, en la taciturna soledad del cuarto, despiertan ya disminuida o desaparecida la borrachera, pregunten al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo lo que huye, a lo que gime y rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, pregunten qué hora es y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, responderán:

 "¡Es hora de emborracharse! ¡Para no ser mártires esclavos del tiempo, emborráchense; emborracharse sin cesar! Con vino, poesía o virtud, como gustéis."




1 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Ŝh€rezάđξ dijo...

Preciosa:
Mis deseos para vos van cargados de esperanza, salud y amor a manos llenas.

Que la felicidad acampe siempre a tua vera.

Felices fiestas!!!!

pd: maravilloso tesoro pictórico el que has subido. Lo conocía y nunca deja de sorprender e inquietar.

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...