RSS Feed

25/3/10

Hacia el Bicentenario resurge barco centenario
El vapor Masparro, en el puerto de Ciudad Bolìvar a comienzos del siglo XX
A veces, y solo a veces, las calamidades arrojan alguna cosa buena con la que compensar el desastre que dejan a su paso. En este caso, es la sequía extrema que hay en el país la que ha hecho que ríos caudalosos como el Apure se encuentren totalmente secos y dentro de su lecho, las arenas dejen al descubierto sus secretos guardado por varios años… Una historia que hoy revive gracias a que los restos de la embarcación han surgido y las autoridades encargadas del patrimonio nacional se preparan para desenterrar tanto la embarcación como todo lo que ahí se encuentre.
El Vapor  Masparro  (1910)
Ese es el relato que esta noche quiero dejar. Las aguas del río Apure se han secado y en el fondo se ha podido observar los restos de una embarcación hundida hace casi 100 años. Se trata del “Masparro”, nombrado ahora por la gente del pueblo como el Titanic venezolano
Cuenta la historia que el 03 de junio de 1914 el vapor Masparro salió al Alto Apure con tropa al mando del Gral. José R. Briceño y allí iba como coronel en el ejercito gomecista Pedro Pérez Delgado, que todavía es un desconocido, un personaje anónimo, un número más de los oficiales gubernamentales que se dirigían a combatir a los alzados en armas en la sabanas apureñas. Van diez oficiales en total y 25 hombres a bordo del Masparro, un barco de chapaletas en servicio desde 1892 y muy conocido en el ámbito llanero y en el Orinoco. El Cnel. Pedro Pérez Delgado, se fue con sus superiores y compañeros de oficialidad y tropa por el Apure en el Masparro.
EL MASPARRO ENTERRADO EN EL FONDO DE LA ARENA DEL RIO RUENDE
La embarcación al momento de naufragar contaba con 30 metros de largo y 30 toneladas de carga, las cuales nunca fueron recuperadas. Nunca hubo ningún intento de rescatar los restos de la embarcación y con el tiempo esta se convirtió en una leyenda. Hasta el extremo que incluso se han escrito novelas y se han hecho cuentos, anécdotas y muchas cosas relacionadas con esto. Incluso se habla que debajo de estos escombros hay morocotas, armas y distintas cosas.
El barco semienterrado en la arena, en la orilla del Apure que está seco, en Lagunota
El naufragio se produjo el 14 de junio de 1914 cuando intentaba completar un recorrido de San Fernando hasta Guasdualito.
las barras de dirección del barco. Detrás, el dispositivo donde se emplazaban las chapaletas.
El relato .-
A las 6 de la mañana del 15 de julio de 1914 partieron de San Fernando y el coronel Olivieri dejó encargado de la Guarnición al coronel Silvestre Castellanos. Todo transcurrió sin novedad en el viaje. Hicieron noche en el sitio de Lagunota, banda sur del río Apure, al noreste de Achaguas, unos cincuenta kilómetros de dicho pueblo.

Cuando todos dormían, cerca de la media noche se desató una tempestad con vientos rachados que hicieron soltar las amarras del barco. Quienes estaban a la intemperie abordaron rápidamente para no mojarse y todos se fueron a la banda que daba al río y el desbalance aunado a la carga que llevaban y el fuerte viento, hizo que el barco se fuera de lado y quedó con la cubierta hacia abajo no dando tiempo a nadie de saltar salvo unos pocos. Fueron aplastados por el Masparro que los arrastró en su naufragio.
 el masparro junto con gente a su alrededor
Algunos lograron ganar la orilla. El general Ignacio Quintana., llanero bellaco, veterano de mil batallas, desde San Fernando, el 18 de julio a las dos de la tarde narra lo ocurrido en telegrama al general Gómez “todavía bajo la dolorosa impresión de la catástrofe en que providencialmente salvé la vida: Sería la media noche cuando repentinamente se desencadenó en aquel lugar una violenta y huracanada tempestad que impulsó con furia el barco, rompió las amarras y lo volteó completamente. La sorpresa, la rapidez de la catástrofe y la oscuridad que nos rodeaba, hicieron más terribles aquellos momentos en que sólo se oía el grito de angustia del que se hundía, el aviso del que imploraba socorro y el llamamiento al del amigo que ganó la orilla.”

1 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Anónimo dijo...

en relacion al Masparro. conmoción existente en Apure, especialmente en Achaguas, porque la retirada de las aguas del río Apure, la tremenda sequía que padece, hizo reaparecer por primera vez, en 95 años, los restos del vapor de chapaletas Masparro, que se hundió tras una inesperada tempestad con vientos huracanados, a las 2 de la mañana del 16 de julio de 1914 cuando llevaba tropas al Alto Apure, al mando del coronel Ramón Garrido. En el naufragio perecieron 29 personas, se rescataron sólo siete cuerpos sepultados allí en las orillas del río y se salvaron unos pocos entre ellos el expresidente de Apure general Ignacio Quintana y el coronel Benjamín Olivieri, el Catire Olivieri, tachirense, que fue de los que vino con el general Castro en 1899 y luego eterno jefe civil de La Victoria hasta la muerte del general Gómez.http://historiografias.blogspot.com/2010/03/naufrago-en-temporal-en-julio-de-1914.html. hasta donde yo conozco estuvo al mando del Gral Ramòn Garrido Hijo, osea mi bisabuelo.

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...