RSS Feed

1/5/10


Casi todo el mundo que ha hecho blog y visitado los que hacen otras personas se deben haber topado con la foto de la niña de Vietnam corriendo despavorida por una carretera desnuda y abrasada por el napalm…esta fue la imagen mas difundida de la guerra de Vietnam y la que mejor ha reflejado el impacto de los conflictos en la infancia. Han pasado 35 años y Kim Phuc, la famosa niña de la foto, ha vuelto a recordar ese horror, durante un acto de apoyo a la campaña 'Reescribamos el futuro' de Save the Children.
"El 8 de junio de 1972, todos estábamos escondidos en el templo. Los soldados escucharon a los aviones sobrevolando el lugar y gritaron, ¡corran, corran! Corrí con mis hermanos y mis primos, y cuando me quise dar cuenta había perdido mi ropa, y mi piel empezaba arder. El dolor era tan terrible que perdí la consciencia", ha relatado en un perfecto español la actual directora de una Fundación que lleva su nombre, que entonces tenía nueve años.

Kim sufrió quemaduras en el 65% de su cuerpo, pero Nick Ut, el fotógrafo vietnamita autor de la foto que dio la vuelta al mundo y ganó el Pulitzer en 1973, la recogió, la llevó a hospital y le salvó la vida. Permaneció hospitalizada 14 meses y ha sufrido 17 operaciones, pero sobrevivió.
kim_phuc
"Yo no sabía lo que era el dolor. Me había caído de la bicicleta alguna vez, pero el napalm es lo peor que puedan imaginar. Es quemarte con gasolina por debajo de la piel. Me desmayaba cada vez que las enfermeras me metían en la tina y cortaban la piel muerta. Pero no morí. Dentro de mí había una niña pequeña y fuerte, que quería vivir", ha señalado.

Si no fuera por las cicatrices que deforman su cuerpo, al verla hoy con su sonrisa permanente y su buen humor, nadie imaginaría su drama personal. Pero la recuperación no fue fácil. "Tuve lástima de mí misma. Quería ponerme camisetas de manga corta y no podía. Miraba mis brazos y me preguntaba ¿por qué a mí? Llegué a pensar que no tendría novio, ni me casaría, ni tendría un bebé", afirma Kim, quien asegura que logró superarlo "gracias al amor de mi familia y de Dios"...

“Diez años más tarde, en 1982, tuve que sufrir otra prueba muy dura en mi vida. Yo había ingresado en la facultad de medicina de Saigón, pero por desgracia los agentes del gobierno se enteraron de que yo era la niñita de la foto y vinieron a buscarme para hacerme trabajar con ellos y utilizarme como símbolo.

Yo no quería y les supliqué: “¡Déjenme estudiar! Es lo único que deseo”. Entonces, me prohibieron inmediatamente que siguiera estudiando. Fue atroz. No acertaba a entender por qué el destino se encarnizaba conmigo y no podía seguir estudiando como mis amigos. Tenía la impresión de haber sido siempre una víctima. A mis 19 años había perdido toda esperanza y sólo deseaba morir “

La fotografía de Nick Ut ha controlado la vida de esta mujer, frágil como una flor de loto por fuera, pero con una voluntad interior de hierro. Cansada de intentar escapar, Kim decidió trabajar con esta imagen. "Mi foto es un símbolo de la guerra, pero mi vida es un símbolo de amor, esperanza y perdón".

Perdón….difícil palabra pero mas difícil hacerlo realmente sin que dentro queden secuelas
Parece mentira que una persona que sufrió muchos años de su vida… que durante muchos años de su infancia solo conoció el dolor y hasta quizás sintió odio por los hombres que mataron su familia, destruyeron su casa y su niñez hoy haya dicho..” yo te perdono “..
En 1996, la Fundación para la Memoria de los Veteranos de Vietnam la invitó a Washington y allí conoció a John Plummer, el oficial estadounidense que 30 años atrás dio la orden de bombardear Trang Bang. KIM manifestó públicamente su perdón al oficial y emocionados sellaron el acto con un abrazo. El hombre que no pudo aguantar el llanto solo dijo: “Es como si me hubieran quitado de sobre mis hombros el peso del mundo entero”.
Ella ahora dice cuando le preguntan si ya no siente rencor: “Si me preguntan por lo más difícil que he tenido que hacer… sin duda alguna ha sido perdonar. Perdonar a los que mataron a mi familia, a los que incendiaron mi país, perdonar a quienes se empeñaron en utilizarme sin importarles mi vida personal… Soy humana, tengo mucho dolor, muchas cicatrices y he sido víctima mucho tiempo. ¿Perdonar? Eso me resultaba imposible. Tuve que rezar mucho y no fue fácil… pero con la ayuda de Dios, finalmente lo logré..”

Sin duda, es una lección que nos demuestra esta mujer…quizás en mi caso no tendría esa fuerza aunque se que lo trataría de hacer pero como dice ella también soy humana y perdonar no creo que haya sido una de las virtudes que nos hayan entregado al ser humano. Quizás tratase de olvidar y seguir viviendo sin pensar en el daño pero de ahí a estirar siquiera mi mano a la persona que me hiciera tanto daño a mi o a una persona que quiero…no creo…no soy un ángel, soy de esta tierra...pero creo que esa mujer es muy especial.
 

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...