RSS Feed

1/12/10

Paul Mc Cartney...o William Shears?


Este post lo encontré cachivacheando en  uno de los blog que sigo (El Conventillo de la Museóloga) y la verdad que me sentí algo incómoda. Para nadie resulta imposible que en el mundo del espectáculo o en el círculo de las grandes esferas, las mentiras puedan ser ocultadas con gran estrategia para poder seguir recibiendo el caudal de dinero que están acostumbrados.

Yo no digo que crea en lo que supuestamente se afirmó aquella vez…solo digo que bien  podría haber sucedido…esta es la historia
 
El viernes 10 de octubre de 1969, Russ Gibb, DJ de la emisora WKNR-FM en Detroit, Michigan, anunciaba lo siguiente: “Paul está muerto”.

Gibb llegó a esta conclusión después de leer una crítica del álbum "Abbey Road" realizada por Fred LaBour y John Gray, ambos estudiantes de la Universidad de Michigan. En el artículo (publicado en el diario “The Michigan Daily”), LaBour y Gray presentaban bastantes pruebas sobre la muerte de Paul y hasta decían que había sido sustituido por un doble llamado William Shears Campbell ("the one and only Billy Shears", ¿les suena?), un huérfano de Edimburgo, Escocia, que ganó un concurso de parecidos a Paul McCartney.
 
Ante semejante noticia, Alex Bennett, locutor de la “WKNR”, viajó a Londres para “investigar” los rumores y, desde ya, terminar de enredarlo todo, pues a su regreso llegó a sugerir que todo apuntaba a que realmente Paul había muerto y que la única manera de probar lo contrario era realizar una comparación de las huellas dactilares entre el músico y su actual suplantador. Ahora bien, ¿de dónde surgió este rumor?, ¿cuál fue su origen?, ¿Paul está vivo o muerto?. A continuación toda la historia.

El rumor de la supuesta muerte de Paul cuenta que el miércoles 9 de noviembre de 1966 a las 5:00 de la mañana, McCartney se encontraba trabajando en el álbum Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, y después de una fuerte discusión con los otros 3 Beatles, Paul salió del estudio semidesnudo, subió enfurecido a su "Aston Martin" y manejó varias horas hasta que, sin darse cuenta, pasó un semáforo en rojo y se estrelló contra un camión de color amarillo o (atendiendo a otras fuentes) contra un muro de piedra. Como resultado del trágico choque, McCartney murió en el acto al salir despedido por el parabrisas. Los primeros auxilios fueron prestados por otros automovilistas, que no fueron capaces de reconocer al Beatle debido a las terribles heridas sufridas en su rostro.
 
Supuesto funeral de Paul
Para evitar el efecto que esta noticia tendría entre los millones de fans y, claro está, para mantener vivos a los Beatles y su negocio, se tomó la decisión de ocultar los hechos y suplantar la figura de Paul por la de un doble que tuviera cierto parecido.

Según se cuenta, la presión de reprimir los sentimientos por la pérdida de su compañero encontró una válvula de escape en pequeños guiños, claves y referencias diseminadas en los discos siguientes de los Beatles. A saber:
 
1. A Day In The Life: en esta canción, John describe el accidente: He blew his mind out in a car. He didn't notice that the lights had changed. A crowd of people stood and stared. They'd seen his face before, nobody was really sure if he was from the house of Lords ("él se mató en un coche. No vió que las luces habían cambiado. Una multitud observaba, habían visto su cara antes, nadie estaba realmente seguro de si pertenecía a la Cámara de los Lores").

2. Wednesday morning papers didn't come (Lady Madonna). Los periódicos del miércoles por la mañana no han venido: Nadie se enteró porque la noticia fue ocultada.

3. Las portadas de los álbumes Abbey Road y Sargent Pepper's Lonely Hearts Club Band muestran varias señales del funeral, que habría ocurrido algunos días después. En Abbey Road, John Lennon vestía completamente de blanco (asumiendo el rol del predicador), Ringo Starr utilizó el traje negro habitual en los responsables de servicios funerarios, George Harrison utilizaba ropas de trabajo (sería el enterrador) y Paul McCartney tiene sus ojos cerrados, y viste un traje pero está descalzo, como es habitual en los cadáveres que se preparan para ser velados. 

4. McCartney camina con el paso cambiado respecto a los otros tres Beatles y agarra el cigarrillo con la mano derecha, siendo que Paul es zurdo.
 
5. "The one and only Billy Shears": El único Billy Shears (hace alusión a William Campbell, ya que su nombre artístico era precisamente Billy Shears).

6. I´m so Tired: al final de esta canción se puede escuchar a John musitando: Paul is dead man. Miss him, miss him, miss him! ("Paul esta muerto, lo extraño").

7. Revolution 9: esta canción de John con forma de collage de sonidos, repite un estribillo constante: Number nine. Si se reproduce al revés, se puede escuchar: Turn me on, dead man ("conéctame, muerto").
 
En resumidas cuentas, podemos decir que todo este increible rumor se basó en un accidente real en dónde sí hubo un Beatle implicado…pero no era Paul, sino Lennon (el suceso no causó la muerte de nadie. Se trató únicamente de una pequeña colisión nocturna en circunstancias no aclaradas pero que pudieran estar relacionadas con la escasa pericia de John Lennon al volante. Lennon sufrió otro accidente de coche bastante más grave en los 70 y en esa ocasión también conducía él).

Pero en realidad, lo que no todos saben es que Paul sí sufrió un accidente, pero no fue de auto, ni se mató como consecuencia del mismo. El accidente fue de moto.

En diciembre de 1965 Paul estaba de vacaciones en la casa Rembrandt (como se le conoce a la casa familiar de Los McCartney en Cheshire) . Allí se encontró con Tara Browne, el famoso heredero de la fortuna de los Guinness, amigo de Paul y de su hermano Mike. Una tarde, Tara y Paul McCartney salieron en moto para visitar a una tía de Paul y Mike. El Beatle tomó una curva a excesiva velocidad y se salió de la ruta. El accidente ocasionó a McCartney diversas heridas en la cara, un corte en el labio superior y daños en su dentadura. Para evitar todo tipo de prensa sensacionalista, se avisó al doctor de la familia para que cosiera el profundo corte del labio, que era la herida más seria.
 
De este pequeño percance es de donde salieron las posteriores cicatrices y marcas y no de la fantasiosa operación de cirugía estética a la que William Campbell se habría sometido para acentuar más su parecido con el Beatle fallecido.

A partir de entonces McCartney presenta el labio disparejo que es notorio si uno observa bien los videos o fotos y también sufrió del problema temporal del diente frontal partido que se observó en el clip de Rain y Paperback Writer (años después , la prensa del espectáculo se olvidó o simplemente desconocía el tema del accidente e informó como novedad lo del diente roto cuando en una entrevista en noviembre de 1999 a McCartney se le sorprendió sin la corona dental).
 
En fin, si algo es totalmente cierto en esta historia, son las pistas que, a partir de 1967, The Beatles colocaron en las portadas de sus discos y en sus canciones. Estas pistas pueden atribuirse, en parte, al gran sentido del humor que tenían, y también a lo gracioso que les pareció el asunto de la muerte de Paul. Y sí, no podían ser otros más que los Beatles los que contribuyeron a fomentar esta magnífica leyenda.

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...