RSS Feed

21/6/11

Ser feliz está de oferta...lleva 2 x 1


"La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días", esta es una frase que alguna vez dijo Benjamín Franklin (Boston, MA. 1706 - 1790)
 
Hoy he amanecido con una energía alarmante. Y es que estoy así de eufórica, de animada, radiante….en fin, dejémoslo en feliz...¿Porqué? Pues… sencillamente porque Sebastián anoche por fin durmió en su casa, con sus padres, mirando todo como si se encontrara en otro mundo, reconociendo sus dominios, ocupando el lugar que lo hace el príncipe de ese recién estrenado hogar…

Me desperté muy temprano a preparar las loncheras para los que llevan comida al trabajo, para el desayuno de Adriana en el kínder, y entre una cosa y otra me asomaba a todos los escritos de blog o de otros lugares donde participo...Leía y comentaba, comentaba y escribía y me ponía al día con todos los relatos que dejé sin leer por el poco tiempo que tuve en estas últimas semanas...en realidad mas de un mes...!!Uff Un mes y 10 días de un sin vivir que quizás no ha llegado a su fin pero que nos deja tiempo para respirar..

En fin, que la felicidad es algo tan grande y a veces nos olvidamos de sentirla por estar inmersos en este mundo tan caótico… Dicen que son tiempos difíciles para los soñadores, que vamos tan rápido que nos olvidamos de disfrutar de las pequeñas cosas, situaciones, momentos, cosas que pasamos por alto y que a veces, si les prestáramos más atención, seríamos un poquito más felices. ..Eso leí esta mañana en un post de Hilando recuerdos, De Julio Cesar titulado “La vida no es una carrera”…No era un post de esos largos con muchas palabras…era mas bien corto pero con tanto significado que me puso a pensar..

¿Alguna vez has observado a los niños jugando o escuchado las gotas de lluvia tocar el suelo? ¿Alguna vez has seguido el vuelo errado de una mariposa o contemplado el sol en un atardecer? Si dices que no, debes detenerte y reflexionar. Te estás perdiendo lo más hermoso de la vida seguramente por preocupaciones mundanas y prosaicas.”

Porque las personas nos hemos olvidado de gozar del mundo que nos rodea y especialmente de las pequeñas cosas…

…Respirar el aire con olor a tierra mojada, sentir el viento al mover los cabellos, observar el brillo de las estrellas o escuchar atentos como solo el canto de los grillos rompe el silencio…
…Los colores de un atardecer… la naturaleza que nos regala vida,  subir a la cima de una montaña y cerrar los ojos para sentir el aire en el rostro mientras el sol nos llena de energía…
…Observar un pájaro como construye su nido, como una hormiga lleva a cuestas su pan, como vuelan los pájaros evitando el invierno y las nubes que se transforman al pasar…
…Caminar descalza sobre el pasto, acostarnos sobre él rocío que hay en el…mirar el cielo nublado y la alegría de los niños brincando  en los charcos o la mirada de un bebé …
..Dar o recibir los buenos días, una sonrisa o un sincero apretón de manos, gozar del agua tibia de un baño relajante, la ropa que nos cubre o de nuestros movimientos sincronizados…
...La inspiración de un poeta, el perfume del amor, la maravilla de una caricia, del sabor a chocolate o del aroma de una flor…
…Un papalote surcando el cielo o ver películas en pijama, un atardecer cubriendo de rojo las nubes o un rayo de sol colándose por la ventana…
…Una melodía oída por casualidad, una pareja de enamorados, la risa de tu hijo sin motivos o la satisfacción de un trabajo bien logrado…
…Un paseo relajante, una reunión aplazada que nos deja unas horas más de descanso o cinco minutos más en la cama...
…Un helado que hace figuras al derretirse en la ropa de un niño, un paseo en bicicleta un día lluvioso por la mañana…El desayuno de domingo con jugo de naranja y pan con mermelada …Las tonterías, las risas, los secretos y juegos de noches de pijamas, las historias, fotos viejas y los recuerdos de hermanas…
...y no  olvidar su nombre ni su cara aunque el calor ya no se encuentre en tu cama ni el olor siga presente en tu almohada, recuerda solo las cosas buenas vividas y espera con alegría las que están por llegar…porque todos y cada uno de esos momentos son instantes de tiempo que te dejan mucha paz y te hacen reflexionar en lo maravillosa que es la vida..

Con el correr de los años, he aprendido a dar gracias por amanecer dentro de este mundo...por abrir los ojos cada mañana y saber que cada día es una nueva oportunidad de sentir la felicidad…

17 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Francisco Espada dijo...

Los motivos para ser felices flotan en el aire como lo hacen las moléculas de oxígeno: sólo tenemos que respirarlas y degustarlas, ellas solitas saben cómo hacer su función.
Saludos.

Halcón peregrino dijo...

Muy hermosa tu reflexión y que maravilloso que ya Sebas esté en casa.

Un fuerte abrazo.

La abuela frescotona dijo...

bien por Sebastian que ha llegado a su hogar, bien por ti que trasmites la esperanza cada día, y alimentas los cuerpos queridos, y aun tienes tiempo de compartir tu alegría de sentirte viva y de pertenecer a este mundo caotico, te abrazo amiga mia

Pakiba dijo...

Gracias por compartir ese trocito de felicidad con nosotros . Muchas veces no sabemos lo felices que somos hasta que un dia esa felicidad se nos escapa de las manos. Tenemos que dar gracias todos los dias por estar aquí y tener a nuestro lado esas personitas que nos llenan de alegria.
Felicidades por Sebas y un beso.

Berenice dijo...

Qué precioso que es tu blog. LLegué para quedarme. Me encantó todo lo que publicás y cómo está diagramado el blog.
Hermosa entrada llena de felicidad para transmitir.
Un abrazo enomre!

Susana Terrados dijo...

Querida amiga, qué felicidad la tuya y qué lindo que la compartas con nosotros. Felicitaciones por tener ya a Sebastían en casa....tu sueño se hizo realidad.
Es un precioso regalo.
Me encantó el regalo que te hizo tu amigo poet y es perfecto colofón a tus divinas palabras.
Soy feliz contigo. Un beso enorme

San dijo...

Sebastian en casa, la felicidad flotando en el aire, reposando en el corazón. Disfrutadla es un regalo.
Un beso.

ILUSION dijo...

Hola amiga,,un gusto venir a leerte y disfrutar de tu bella entrada...
Besitos y feliz semana...

Myriam dijo...

¡Felicidades por Sebastián!. Lo de dos x uno me recuerda a las mellizas que me dió mi hija.

Tienes razón en que la felicidad se construye del a suma de pequeños momentos y que debemos ser agradecidos por lo que se nos brinda.

También en que sería bueno que corriéramos menos.

Un beso y me alegro de que estés de regreso

guillermo elt dijo...

Soy una persona que me gusta sentir por medio del olfato. Nunca desprecio un olor evocador... Mencanta oler... bueno, bueno, tampoco soy el protagonista del Perfume... jajajajaja (es que no recuerdo cómo se llama)

Besibrazos.

Poetiza dijo...

Hola, bella reflexion para esta alma que te lee. Cada dias es una nueva oportunidad para amar y ser feliz. Te dejo un beso, cuidate mucho.

Gustavo Andres Murillo dijo...

Doña Bostezos! He compartido un premio con tu blog. Pasa por el mio a retirarlo cuando quieras! Felicitaciones!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendos los posts que nos dejas...

Saludos y un abrazo.

Javier dijo...

Sí, la felicidad sin duda son esas pequeñas cosas, que cuando las sentimos se convierten en grandes, sí.
Y también la felicidad, como decía Aristóteles, es la ausencia del dolor. Cuando lo tenemos es cuando nos damos cuenta lo felices que éramos antes de que nos doliese.

Saludos.

FJavier dijo...

Mi felicitación por lo que sientes y transmites. Gracias.

Bego dijo...

Es que somos tan complicados, con lo sencillo que sería solo vivir y ser feliz, disfrutar lo que tenemos y esperar lo que tenga que llegar.

Gracias por traerme hasta aquí.
Saludos.

andré de ártabro dijo...

¡Que bonito es abrir los ojos cada mañana! y esperar los pequeños momentos, "detectar" todos esos instantes, que pueden hacer feliz" estar atentos y no perder ni una sonrisa.
Me gusta tu blog
¡Vloveré!
Un beso

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...