RSS Feed

23/8/11

Desde el ayer...


20060512163013-matucha-36.jpg
Los inviernos no se vuelven crudos, siempre han sido iguales, nuestros años se vuelven débiles y los huesos acompañantes se vuelven tiritantes ante cualquier mínima escarcha, nos vamos volviendo viejos y traemos los recuerdos lejanos y no tanto, de cuando vivíamos infancias quizás duras o quizás no y tratamos de comparar aquellos fríos vientos y lluvias gélidas con las que estamos empezando a vivir, es como dicen: los años nos van volviendo niños y nos acercan al final de este purgatorio y al comienzo de muertes inobjetables, los inviernos no se vuelven crudos…siempre han sido iguales, ellos no cambian nosotros …si.

Uno trae aquellos olores a mazamorra, gofio seco con azúcar o con leche, candiales de malta, ladrillos calentándose sobre el “Primus” (al final se encuentra un traductor uruguasho - español) a queroseno haciendo las veces de estufas, guisos humeantes, ladrillos calientes envueltos en paños para hacer las veces de bolsa de agua para calentar nuestros pies bajo las sábanas, desayunos de leche con cocoa (el vascolet era para ricos), pucheros que eran baratos y completos donde uno podía saborear los caracús de aquellos huesos cocidos que nos harían fuertes de por vida y sobreviviríamos gripes que otros no podrían soportar, budines de pan para aprovechar el pan viejo como también torrejas exquisitas , una rodaja de pan con manteca era un lujo irreproducible como también lo era tomar aquel jugo brasilero en sobre y degustar una porción de crema casera con un copo de merengue por encima en los domingos familiares. Porque también no recordar los recortes de papel de astrasa colgados en el rudimentario baño para hacer las veces de papel higiénico porque como dije antes el otro, el fino, el empaquetado, era solo accesible a la gente de buen poder adquisitivo, no teníamos cisterna solo un balde lleno de agua y ni pensar en echar dos a la taza de cerámica que servía de inodoro, todo debía ser contado…exprimir todo para que llegara a fin de mes.
20071114163352-victor-m-diaz-diaz-sxx.9.jpg
El salir en las mañanas a vender periódicos con 8 años por las calles de balastro de mi pueblo natal, llenos de baches con agua hasta el borde y que salpicaban sus marrones que si eran en demasía nos llevaría a alguna penitencia, el jabón y el agua y por sobre todo la ropa …debían ser muy cuidados, la bicicleta, la única era la herramienta fundamental de transporte y no se podía permitir un rayón en ella y mucho menos una pinchadura, ya que los zapatos Incalcuer eran caros y se debía cuidar mucho sus suelas de cuero para que duraran en lo posible mas de un año, era un premio si duraban mas. Los championes también, eran aquellos pampero azules que ya al final de su resistencia se volvían crudos cuando dejaban que nuestros deditos salieran al aire con medias que se remendaban poniendo un mate porongo dentro y que también debían durar mucho, el tener unos nuevitos era sentirse afortunado. Recuerdo aquellos mandados a traer el surtido para el mes y donde debía poner sumo cuidado en no quebrar aquellas docenas de huevos que traerían mas de una tirada de orejas fuertes y brutales hasta el punto de habérmelas lastimado mas de una vez dejando mostrar las cascaritas de sangre seca y que me hacían bajar la cabeza cuando mis compañeros en la escuela se reían por eso de mi al notarlas por llevar el pelo demasiado corto.

Si , los inviernos de antes eran como los de ahora, ellos no cambian, los que cambiamos somos nosotros, que nos hemos hecho grandes y nos hemos sacrificado al máximo para no seguir soportando aquellos tiempos en que todo era escaso y caro, uno va peleando los futuros, haciendo presentes de lucha y progreso en su calidad de vida, teniendo hoy un calefón que hace olvidar aquellas duchas en latones con agua caliente también calentada a Primus, un lavarropas que lo hace todo y al rato nos podemos poner nuevamente esa ropa ya seca intentando hacer olvidar aquellas piletas de hormigón que aparecían con una capa de hielo en las madrugadas …
20070922112756-victor-m-diaz-diaz-sxx.4.jpg
Aquellos jugos brasileros de domingo son lejanos, hoy una coca cola de 2 litros es normal como también lo es saborear fetas de jamón que en aquellos tiempos solo lo conocí gracias a mi vieja que trabajaba con cama y a escondidas me regalaba para que conociera, porque para sus patrones el jamón era el caviar de los pobres. Hoy elijo el calzado a comprarme y lo hago dos o tres veces al año, disfruto de tv por cable cuando en aquellos tiempos solo teníamos radio a lámparas donde supe escuchar aquellos 7 goles de Fernando Morena a Huracán Buceo en un mismo partido en la voz de Víctor Hugo y el comentario de Juan Carlos Paullier, hoy voy al estadio cuando quiero y me trae el recuerdo de cuando entré por primera vez y vi ese césped verde como nunca había visto, donde pude ver todos los partidos de mi Peñarol en su camino por la Libertadores del 82 cuando salió campeón de América, y soporté fríos intensos en la Olímpica, pero…no me importaba, invierno…invierno era el de antes, estos solo son otoños fuertes comparándolos con aquellos mocos que caían como torrentes que empapaban trapos de acrocel blanco que hacían las veces de pañuelos y que también debía cuidar sino podría venir una paliza , hoy…hoy igual uso los descartables, hoy puedo darme aquellos gustos que los bolsillos mayores no podían permitir.

Los inviernos no cambian, nosotros si, y seguimos fuertes y derechos, sin saber que es un porro o pasta base en nuestras gargantas y pulmones, hoy soy quien soy, un hombre derecho, gracias a aquellos inviernos en donde tenía muchos límites que hoy me dan la posibilidad de decir soy una buena persona, límites que hoy faltan y donde los gurises actuales les resulta mas fácil salir a robar las cosas que no tienen antes de intentar conseguirlas con sus esmeros… ¿gurises irresponsables y aprovechadores? …no… padres permisivos que saben que si las cosas no les dan, alguien se las dará y sino ¿para que preocuparse? las roban y ya, las culpas no son de los menores que andan por las calles mendigando vestidos con gorras y ropas copiadas de las cumbias villeras de Argentina (porque es mas fácil copiar lo que les brindan estas televisiones que solo enseñan superficialidades que no tienen ningún atisbo de cultura como base, todo es vender y la culpa no es de ellos, de los gurises digo) es de los medios masivos y de los gobiernos que no interfieren en pos del arraigo de una cultura que servirá de base para hacer hombres derechos y luchadores y por consecuencia un país que siempre se sintió orgulloso de su educación y que hoy camina por la misma senda que los vecinos que regalan miserias y atroces violencias y que a mi, los inviernos y quienes me pegaron mas de una paliza o un tirón de orejas porque no seguía dentro de límites, me hicieron ser quien soy, un hombre ya fortalecido , progresivo en su tarea laboral y empecinado en escalar categorías para ser alguien orgulloso del camino recorrido y que por consecuencia hará orgullosos a aquellos inviernos de mazamorra y gofio que tanto odié de chico y que hoy de grande agradezco mucho y extraño.
Todo parte de la base, los inviernos son iguales, nosotros somos los que cambiamos, y si las infancias y adolescencias presentes son totalmente distintas a aquellas calles de balastro, no es culpa de los inviernos…es culpa de quienes deben tener la responsabilidad de educar y de no dejar torcer las ramas de esos futuros árboles que harán sentir orgulloso a mi querido país.
20060703171841-a.murias-010.jpg
Los inviernos no cambian, somos nosotros los que sí y de que sean duros solo depende de nosotros, los mayores…los gurises consumen lo que les inculcamos, de que los inviernos de ellos sean recordables como lo recuerdo yo…depende de nosotros, los mayores, los padres y porque no decir también de los gobernantes, creo que aquí les he regalado una de las soluciones fundamentales para salir de estos ascos pasta baseros que arruinan la belleza que uno quiere que disfruten esos pobres gurises sin timón…

(Tomado del blog de SENTIRES..Carta de un uruguasho que tiene el corazón de oro a su profesor de infancia)

Primus: cocinilla tipo camping a keropsene

Vascolet: es una marca registrada de Nestlé en toda Iberoamérica y en muchos otros países del mundo. Fue introducida en la década de 1950. Se trata de un alimento en polvo también conocido como cocoa. La misma se obtiene de la cáscara de la semilla de cacao pulverizada en un polvo muy fino y se usa como sustituto del cacao para disolver en leche o en pastelería

Caracús. Tuétano de los animales, en particular de los vacunos.

Mate porongo: Recipiente que se hace con una calabaza y sirve para preparar el mate. Su forma oval permite  zurcir calcetines

Calefón: Calentador de agua, therma en algunos sitios.

Acrocel: tela sintética como el polyester y generalmente se usa para hacer guardapolvos-uniformes-camisas pues es de fácil lavado y no se planchan. Es económica y su precio depende de la calidad del acrocel -los hay buenos y otros no tanto- es una tela calurosa por su trama y no se usa para hacer prendas de vestir elegantes. Es para ropa de bajo costo

Gurises: En Uruguay usado comúnmente para referirse a la gente joven

8 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Tamara dijo...

Simplemente creo que las cosas malas hacen más ruido, yo soy joven, mis inviernos no han cambiado, yo si lo he hecho, y no por eso considero que no me hayan inculcado respeto, educación y cultura, solo que, si un grupo de jóvenes sale a la calle a beber, romper cosas, dejarlo todo sucio, robar, etc. Se le cataloga al resto de jóvenes el mismo comportamiento, y no es cierto, ya que probablemente hayaotros que hayamos estado estudiando en casa, ayudando a los padres y trabajando duro para ser quien somos.
Es una pena que la sociedad de ahora, piense que los jóvenes no son lo que eran, yo misma lo pienso muchas veces, pero me asusta pensar así, ya que me atribuyo en esa categoría de joven, que debería pensar de otra forma, ya que yo no soy como ellos.
Ni yo, ni muchos otros jóvenes que conozco, con los que salgo, me rió, y lo paso bien sin necesidad de hacer daño a nadie ni a nada.
Es triste, pero es cierto, se ha dado una libertad que antes no se tenía, pero antes los medios de comunicación tampoco sacaban estas noticias en antena, simplemente ocurría y nadie se enteraba.
Es como la violencia de genero, me hace gracia cuando oigo decir, estas cosas no pasaban antes, porque no es cierto, si pasaban, pero las mujeres habían sido educadas para no quejarse, esas cosas ahora han cambiado, solo que...
Bueno, solo que es triste pensar que la juventud es mala, cuando siempre hay jovenes dispuestos a ayudar a los demás.

Un beso.

San dijo...

La sociedad ha cambiado y nosotros con ella. Hoy todo lo que acontece llega a nuestros oidos con gran velocidad y con gran divulgación, ciertos sectores han olvidado o dejan de lado valores que antes estaban más presentes, pero bien es cierto que no creo que sea la mayoria, hay muchos jóvenes que viven su adolescencia o su juventud sin entrar en problemas y
en batallas sin sentido.
Buen tema.
Un abrazo.

Pakiba dijo...

Hola amiga Mirella, te iba a decir muchas cosas sobre tu entrada ,de como pasa la vida(nuestra vida)porque la vida siempre es la misma somos nosotros los que pasamos por ella, pero me ha gustado mucho la entrada de Tamara y te la repito.
Yo no soy joven pero en nuestros tiempos pasaba lo mismo que ahora,lo único que no habia tantos medios para difundirlo.
Un beso amiga.

Garcibáñez dijo...

Hay que mirar hacia atrás para comprender la vida, pero hacia adelante para vivirla.

Mariolino dijo...

come avrei bisogno di quel freddo adesso, e di quel silenzio, e di quella solitudine, invece anche oggi si è rotto qualcosa... era il turno della lavastoviglie.

Mariolino dijo...

come avrei bisogno di quel freddo adesso, e di quel silenzio, e di quella solitudine, invece anche oggi si è rotto qualcosa... era il turno della lavastoviglie.

Mariolino dijo...

oggi al supermercato c'era il paghi uno e prendi due ... forse anche qui?

Francisco Espada dijo...

No cambian los tiempos; somos nosotros quienes cambiamos con el tiempo. Un abrazo.

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...