RSS Feed

21/10/11

Sin superpoderes...


Me gusta ser bruja....aunque ya no pueda tener mis superpoderes para adivinar muuuuchas cosas.  Antes podía saber como iba a estar el tiempo pero ahora, lo peor es, que no necesito de mi magia para darme cuenta de que solo yo soy culpable de mis males.    ¿Quien me mandó a ser tan adicta a ti?,  ¿quien me mandó a beberme tus letras a diario?, y por último ¿quien me mandó a poner mi negro corazón en el fondo de tus manos?....Como no pensé en que poco a poco me convertía en absolutamente dependiente de tus besos.

Ahora es tarde...quiero caminar, quiero correr, quiero poder hacer todas mis maquiavélicas actividades que antes me divertían, quiero volar o simplemente usar mi escoba para barrer….ordenar mi vida ...................¡¡¡¡¡Y YA NO PUEDO!!!!!  No puedo ir a ningún lugar sin pensar en ti, no puedo pasar una noche sin soñar en ti, estás en mis calles, en el reparto de actores de una película de cine, en cada letrero de la calle, en cada nombre que alguien enamorada nombra….soy bruja y???? de que me sirve si ¡¡ TODO ME DEJA SIN ALIENTO !!!!!   Soy absolutamente dependiente de ti.....  

Es un precio caro, el tener que estar en el fondo para sentir las estrellas….pero nadie dijo que ser una bruja fuera fácil.

3 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Ismael Pérez de Pedro dijo...

ay, el amor amiga, el amor. Decía yo en no sé que verso que el amor me dio poderes como a superman, y el tiempo me fue regalando calzoncillos de criptonita, en fin, a disfrutar de lo bueno que es lo que hace que todo valga la pena. Un saludo desde Barcelona en el día del principio de la paz

Garcibáñez dijo...

Me dan miedo las brujas, Mirella, pero no si son buenas ;) ah, y no hay amor que anule a las malas.
Buen finde.
besos

carla dijo...

Creo que hay demasiadas brujas y no precisamente llevan escoba. Ojala supieramos brujerias para retener lo que queremos...

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...