RSS Feed

27/11/11

Estaré en tu piel...

Hoy tengo tantos recuerdos en mi mente…la vida nos llena de imágenes y de personas que ya no están cerca pero que de un modo u otro siguen presentes en nuestro pensamiento…

Hace un momento vi la película Wall Street  y en una parte de su guión menciona que “ el mejor capital de la vida no es el dinero…es el tiempo”…y que gran verdad que es…mi tiempo es todo lo que tengo y se ha valorado en demasía a través de los años…cuantos recuerdos atesoro, cuantas situaciones, cuantos amores…

Aquí estoy en este momento a solas, sin hacer nada, como me gusta estar para pensar  …pasando el tiempo y mirando sin ver nada tan solo retrocediendo el tiempo, caminando hacia el pasado para revivir bellos momentos, encontrando viejos retratos desde el rincón de mis recuerdos…

Ahí se encuentran mis alegrías y esas sonrisas al viento, las que he compartido junto a personas que en algún momento significaron algo para mi, que me llenaron de bellos momentos…leo cartas viejas, poemas de amor que fueron escritos para mi llenos de sentimientos y que hoy , aunque para esas personas haya dejado de significar algo en sus vidas,  no olvidaré que amé cada momento vivido a su lado…

Fotos empolvadas desde aquellos tiempos en que no tener compromisos era mi bandera, cuando el tiempo parecía que no tenía final, aquel primer beso que se ha repetido a lo largo del tiempo, en otros labios, con otras caras, pero el amor estaba presente cada vez, como la primera vez ….no voy a llorar porque mentiría si digo que no fui feliz…he sido muy feliz cada vez …

Ha valido cada segundo que he vivido amando…no puedo decir que sea de esas mujeres que solo han tenido un amor en la vida, pero si que he amado y me han amado….algunas personas le llaman ilusión a eso y no amor.....otros quizás algo pasajero, pero como sea que sea, siempre recordaré las veces que he sentido el amor cerca...eso importa…
"  Tengo hambre de tu boca, de tu voz, de tu pelo...
y por las calles voy sin nutrirme, callado,
no me sostiene el pan, el alba me desquicia,
busco el sonido líquido de tus pies en el día.

Estoy hambriento de tu risa resbalada,
de tus manos color de furioso granero,
tengo hambre de la pálida piedra de tus uñas,
quiero comer tu piel como una intacta almendra.

Quiero comer el rayo quemado en tu hermosura,
la nariz soberana del arrogante rostro,
quiero comer la sombra fugaz de tus pestañas
y hambriento vengo y voy olfateando el crepúsculo
buscándote, buscando tu corazón caliente
como un puma en la soledad de Melbourne…."

(gracias Luc...me hacía falta..el tiempo sigue siendo nuestro).

3 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Pakiba dijo...

Hoy he disfrutado con tu entrada y tus pensamientos,que son los mios, y con todo mi cariño te envio un fuerte abrazo.

Francisco Espada dijo...

Comprendo tu hambre, Mirella, sobre todo desde la altura de mis años cuando vislumbro que cada vez tengo menos saldo. Me consuela mirar hacia atrás y me ilusiona lo que aún queda por llegar, pues hasta el último instante todo es vida y vida en plenitud. Un abrazo.

guillermo elt dijo...

Todo el tiempo es tuyo.

Besibrazos.


;)

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...