RSS Feed

6/8/14

Entre la magia y el pecado...


A veces siento que provengo de algún lugar en donde bailar y cantar era lo único imprescindible cada día para agradecer a  los dioses...quizás, tal vez quizás, desde el principio de mi existencia cuando solo era una minúscula célula, mis oídos ya podían escuchar esas melodías de tiempos remotos que los primeros hombres regalaron a sus dioses, mucho antes que el mismo hombre los destruyera y en su lugar pusiera dioses con pies de barro… Es tan fácil para mi imaginarme entrando por las puertas verdes de los campos bailando y haciendo flotar el cabello por el viento…girar y girar escuchando las tonadas que me hacen danzar descalza y enamorada al elevarme por completo hacia el radiante sol que me acompaña, y le doy las gracias por entrar cada mañana por mi ventana, por calentar mis huesos y broncear mi piel…gracias a esa brisa que con caricias se trepa y en mi cuerpo se enreda, deslizándose suavemente con sus largos dedos de seda, a cada árbol...gracias, por alargar sus ramas y en este baile imaginario servirme de pareja…y eternas gracias a las brillantes estrellas por ser las lamparitas de noche que siempre alumbran tu imagen sobre mi mesa…y a cada ser vivo, cada cosa inanimada, cada sentimiento vivo o muerto y a cada palabra, gracias por cada rayo de luz o sombra en la oscuridad, por hacerme bailar y girar como el sol le baila a la tierra preñando su vientre con esta vida que siento tan viva cuando la música entra  en mi sangre y siento que tu amor recorre mi carne desde los pies a la cabeza…


Pero otras veces, soy esa princesa que a la luz del alba entrega sus placeres a la lluvia en la montaña a cambio de un poco de esa escarcha blanca…buscando por toda la eternidad el agua bendita que pueda tocar su orilla santa y abra la caja de pandora llena de misterios que pasan inadvertidos entre sus piernas para el resto del  mundo….Una princesa dispuesta a ser sacrificada en la noche de la séptima luna donde la belleza y la bestia se complementan en una sola persona, donde no existe magia sin lujuria y pecado, donde el bien y el mal arden en la misma paila del infierno envuelta en dulces besos amargos mientras espera la pequeña muerte entre sus labios bajo la mirada indecente de los guardianes de Dios..

No hay gloria sin dolor…no hay amor sin deseo, ni deseo sin ti…sigue cantando para mi…sigue llenando mi vida de música que con cada nota, con cada melodía se acorta esta distancia que sigue siendo tan indiferente y cruel… 

1 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

guillermo elt dijo...

Princesa?... Princesica Linda, carita de canela en rama.
muá!

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...