RSS Feed

15/8/14

Volver a empezar....


Había una vez una chica, de cabellos negros, uñas negras con una nariz tan larga, tan larga que hacía juego con su atuendo negro de bruja cruel…Tenía el corazón del mismo color y su cercanía enervaba la existencia de quienes se encontraban a su alrededor…Siempre que ella llegaba se generaban los peores conflictos y los dragones que la cuidaban y protegían, no tardaban en atacar a sus frecuentes pobladores…

Era casi, casi tan mala como la bruja del cuento que siempre preguntaba: “Espejito..espejito…hay alguien mas bella que yo?” y el espejo por temor de ser convertido en mil astillas de cristal le respondía: Tú…mi niña, tú siempre eres y serás, la mas bella de este lugar”…

Los años pasaron y su reino de maldad se extendió por muchos lugares…siempre popular...siempre perfecta, siempre  reina…pero, el tiempo que todo lo cambia, que todo lo altera, hizo que cometiera un error, un día ella le mostró a otra hechicera (pero de las buenas), la bondad que escondía con recelo en un lugar oculto de su corazón y ésta hechicera sintió por primera vez que quizás algo afligía el corazón de la malvada bruja y que eso era el motivo de su rudeza…

Luego de muchas peleas, de dimes y diretes, de ataques frontales y guerras territoriales, las dos hechiceras hicieron un armisticio y la chica de cabellos negros…siguió teniendo los cabellos negros, pero la nariz comenzó a ser menos larga, la verruga desapareció y a corta distancia se podía apreciar que su corazón presentaba otro color…el color que solo refulge cuando llega el silencio, cuando cuesta sonreír y asimilar que los sueños se eclipsan y que de nada sirve escapar de la tristeza cuando su sombra se lleva cosida a los pies…

Llegó el día de su cumpleaños y todos los invitados fueron llegando  uno a uno…cada uno con presentes que ella misma había pedido…carteras de marca…perfumes caros…flores exóticas y de aromas distantes…pero de entre todos, ella recibió uno en especial envuelto en un papel con listón rosa que dentro llevaba escrito:

Querida niña…El mundo da tantas vueltas que donde no estuviste ayer, hoy estas… y si el amor un día te hizo llorar pronto te traerá nuevas alegrías…sentir tristeza no es malo, nos prepara el alma para la llegada de un nuevo renacer…sentir dolor también es aprender a querer, porque entre cada lamento, desvelo y llanto a escondidas, puedes hasta lograr que ese dolor se convierta en mas que una enemiga…tu amiga…

La vida solo puede germinar sobre los escombros de cadáveres que la abonan perpetuamente…unos van llegando en el preciso momento en que otros se despiden, …no hay promesas que perduren, solo amores que no se extinguen y sentimientos que trascienden mucho mas de los adioses… porque no somos dioses….solo somos hombres y mujeres que día a día tenemos que aprender a vivir y sortear cada cambio que se nos presente…

Se que tardamos en aceptar que todo cambia en esta vida, pero todo sucede gracias a ello…ningún día es igual al anterior...ni siquiera el sol calienta siempre con la misma intensidad…nunca es igual el viento que pasa por el mismo camino… porque en el amor no ha de ser igual?..

Puede que no llegues a encontrar otro amor como el que viviste, hay amores que son solo para una vida...puede que el destino te tenga preparado una nueva ilusión y esa la ha de reconocer solo tu corazón, pero hay algo que debes siempre llevar presente…A partir de este momento, solo tú eliges la forma en que quieres vivir,  si quieres cambiar tu mundo, el cambio comienza  en ti…”

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...