RSS Feed

19/9/14

Querido Diario:


12 de julio de 1980…(aunque podría haber sido el 19 de septiembre del 85 o del 78)

La vida tiene a veces momentos que por mas que uno quiera, no llega ni a imaginar la mitad de lo que realmente son….Quien iba a pensar que pronto iba a conocer a ese par de chicos tontos que llegaban a visitar a mi hermana por las tardes o noches y que cantaban o hacían ruido mientras yo trataba de estudiar en el piso de arriba. Bien que recuerdo la noche que baje al auto de mi papá a escuchar un cassette que me habían prestado del grupo Génesis, y mientras estaba ahí abstraída en la música me lleve el susto del siglo cuando tocaste el vidrio de la ventana…Me dijiste que también te gustaba ese grupo…y preguntaste si yo también vivía en esa casa…Yo no tenía muchas ganas de hablar con nadie pero cuando me pediste sentarte en el auto te deje entrar…hablamos...hablamos…la verdad, no recuerdo que tanto hablamos, solo recuerdo la música y a mi hermana cuando te vino a buscar y te llevó donde estaban tocando guitarra y yo volví al piso de arriba..…

Luego empecé a conocer mas a ese par de chicos, ya no tan tontos, que me hacían reír con sus bromas…y un día acepté ir con su grupo a la piscina del Colegio de Médicos. Yo fui porque iban mis hermanas, pero me quedé en una silla playera estudiando..ja! Yo me imagino que pensarías que era una especie rara de nerd, que no dejaba de leer los libros para nada pero cuando te sentaste a mi lado para convencerme de ir al agua, y te quedaste acompañándome, yo no podía dejar de mirar ese traje baño azul tan pequeño que usabas..o era rojo? Ya ni siquiera recuerdo si miraba…felizmente, la tarde se paso rápido y cuando estábamos en las despedidas, ustedes los inseparables amigos que iban en bicicleta para todas partes,  decidieron que esa noche pasarían por la casa…

No se hasta donde recuerdas tú lo que pasó…pero esa noche para mi fue como estar dentro de una película en donde se olvidaron llevar al que dice “Corten”!!! ..Todo fue normal, las canciones sobre el jardín que estaba en la entrada de la casa…los chistes...las bromas y las consecutivas quejas por la piel quemada...no recuerdo a quien se le ocurrió la idea de jugar la botella, pero no me hacía gracia hacer un juego donde todo el mundo tenía pareja..se hicieron las preguntas…se colocaron las penitencias…y las risas iban y venían...hasta que la botella te apuntó a ti y mi hermana, que estaba interesada en ti, al igual que su amiga, y la amiga de su amiga, te hizo la pregunta que todas querían saber…

¿Cuál de todas nosotras te gusta?

Ella….

Ahi, justo en ese momento, debieron decir..Corten!! la escena queda.. pueden retirarse…pero no!! Ahí comenzaron las salidas a escondidas porque mi papá no quería que tuviera ninguna relación…las escapadas al colegio de Médico en el Mercedes…las visitas al embalse escondido donde podíamos bañarnos y..querernos…hasta fuimos a la montaña de Sorte, a ver si esa montaña tenía de vedad algo misterioso....a la represa de Yacambú...a las minas de Aroa..a la playa…bueno, todo eso después que a mis papás no les quedó mas remedio que aceptarte…y yo, no tuve otra opción que la de ser la chica del ayer de un muchacho de sweter rojo que me dejó de recuerdo, junto al libro de cálculo de Leithold que hacía juego…

1 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

guillermo elt dijo...

hay recuerdos que nos vienen como boomerang... o que los traemos, como canguritos, saltando... jeje... los recuerdos, digo, porque queremos o necesitamos meternos en su bolsa, acurrucados en el ayer porque, el hoy, jamás nos llenará.

Besicossssss

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...