RSS Feed

30/3/16

La Maldita Primavera (Relatos Jueveros)


No sé por qué tanta alharaca con la llegada de la primavera…Muchos creen que con los primeros rayos primaverales el amor inundará todo a su alrededor y los trinos de los pájaros se convertirán automáticamente, en una especie de melodía afrodisíaca que haga desenmohecer sus entumecidos cuerpos en dislocados apareamientos pélvicos…

No se quien inventó todo eso del amor al llegar la primavera, pero la verdad es que yo siento terror cada vez que el frío invierno se aleja y presiento su llegada, dejándome petrificada nada mas sentir que alguien se me acerca...Instantáneamente dejo de moverme y empiezo a recordar... lentamente...

Fue en la anterior primavera que la habitación se llenó con mi cuerpo mutilado por todas partes… Recuerdo aquella persona que me maltrató sin piedad...¿Por qué?? Porqué a mi??? Yo solamente estaba observando las maravillas a mi alrededor y dando gracias a Dios por todo lo que había creado esa primavera…Dios mío, ¿Cómo pueden estar las personas tan equivocadas, yo no soy a quien deberían mutilar… por qué a mi?...Son todos una pila de narcisistas y egocéntricos demandantes de algo que muchas veces no están en capacidad de dar…

Y luego de terminar conmigo, luego de manosearme y cumplir sus caprichos, me metió en esa bolsa negra de basura, con mis partes distantes unas de otras en donde solo podía pensar mientras se me agotaba el aire..y así, poco a poco fui muriendo…sola…

Y ahora, de nuevo regresa la primavera, y sin moverme espero que todo se repita …no hay forma ni manera de escapar de este ritual satánico en que lentamente tengo que escuchar mi sentencia.. Madre, espérame..ya voy de nuevo al lugar de donde salí…solo debo esperar que terminen esas preguntas de amor, que a mi me causan dolor con cada pétalo que me desmiembran y luego, volveré a ser abono que me haga resucitar la siguiente maldita primavera….


Lógicamente en el Caribe no hay primavera, ni otoños, ni inviernos…solo un eterno verano, y no es nada bueno...me pierdo de esos colores que tanto me inspiran…aunque por otro lado…el sol...la playa…Bueno a lo que voy, es que, como no tengo  nada malo que contar de la primavera, me hice voz y dedos de ese pequeño ser que debe sentir miedo cada vez que llega…Otros relatos sobre lo malo de la llegada de la primavera en “Sintiendo en la piel”

20 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

1superviviente dijo...

(•_•)

-hola 1superviviente

-hola amigo,que tal?

-pues aqui andamos,comentando un poco en este blog

-ah,ya...bueno saludos amigo

-saludos amigo

Rosana Marti dijo...

Muy buen relato amiga, mis felicitaciones porque es imaginativo a la vez que original. La pena es que siempre será primavera, en los cambios está el sentido de la vida, pero un rol siempre igual mutila.

Besss guapa!!

Tracy dijo...

Fantástico relato.

Tracy dijo...

Fantástico relato.

Juan L. Trujillo dijo...

Es lastimas que haya desalmados que se entretienen en cercenar flores a la llegada de cada primavera.
No se puede pedir amor, deshojando margaritas.
Entiendo la tristeza de tu relato.
Un beso.

Juan L. Trujillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
guillermo elt dijo...

Ya no voy al "jardín", ea!

Besibrazosssss

Yessy kan dijo...

Muy original, Diva. Me hizo ponerme en los ‘tallos’ de toda esa regalía multicolor que nos da la naturaleza. Pensándolo bien, que tal si también nos arrancaran los cabellos uno por uno para encontrar la tan famosa respuesta. =)
Besos

Yessy kan dijo...

Muy original, Diva. Me hizo ponerme en los ‘tallos’ de toda esa regalía multicolor que nos da la naturaleza. Pensándolo bien, que tal si también nos arrancaran los cabellos uno por uno para encontrar la tan famosa respuesta. =)
Besos

Carmen Andújar dijo...

Pobre margarita, para ella la primavera es un verdadero sufrimiento.
Pude ser que ese ser vivo tenga su corazoncito.
Un abrazo

Lucia M.Escribano dijo...

Jugamos a nuestro antojo con la naturaleza sin pensar en el dolor que quiza puen sentir como esa margarita de tu relato.
Seguimos pensando que somos los dueños del mundo y no hacemos más que destrozar todo lo que encontramos a nuestro paso, si con ello nos llevamos algún provecho en la azaña.
Escribes como los ángeles. Gracias por compartir.
Abrazos querida amiga.

LAO Paunero dijo...

Hay veces que endilgamos a la naturaleza lo que en realidad viene (y mal) por otro lado amiga. Fuerte y triste tu relato. Amor verdadero pasa por otro lado y existe.

LAO Paunero dijo...

Hay veces que endilgamos a la naturaleza lo que en realidad viene (y mal) por otro lado amiga. Fuerte y triste tu relato. Amor verdadero pasa por otro lado y existe.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Buen efecto sorpresa.
Parece al principio una película de terror, sangrienta, violenta al extremo. Para revelar que se trata de una flor.
Felicitaciones.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Pobre margarita!...siempre me pareció cruel esa costumbre de deshojarla intentando calmar la ansiedad de nuestras incertidumbres amorosas!
=)

Ame dijo...

Una flor no traerá o alejará el amor, son nuestras acciones quien lo hace, lo lamentable es que aceleramos su muerte al cortarlas y más, al quitar sus pétalos, excelente e imaginativo, Diva
Mi beso

pikxi dijo...

Alcemos la voz todos por esas pobres flores mutiladas. Si es que está claro que hay que dejar de relacionar los pétalos con el amor.
Un saludo.

Charo dijo...

Muy buena idea la de enfocar el relato desde el punto de vista de la margarita, te felicito, has conseguido mantener mi atención hasta el final, intrigada hasta descubrir de qué se trataba.
Me ha encantado!
Un beso

Mag dijo...

Me he leído tus dos entradas siguientes pero me detengo aquí...
Me gustan estos textos que todo parece para que, al final, nada sea...
Genial .-)

Besitos.

Alma Baires dijo...

Me gustan tanto las margaritas que jamás se me ha pasado por la cabeza de hacerles esa tortura... y tras leerte menos!

Un beso bonita.

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...