RSS Feed

28/7/16

El cristal roto...

Hoy procura que aquella ventana que mira a la calle en tu cuarto se tenga cerrada, porque no vaya a ser yo el viento de la noche y te mire y recorra la piel con mi aliento y hasta te acaricie y te deje dormir y me meta en tu pecho y me vuelva a salir …y respires de mí...

Jueves de Relato: Imagen disparadora
Lugar de Encuentro: Blog de María José Moreno

Otra vez de vuelta mirando a tu ventana, y mira que me he prometido mil veces no hacerlo de nuevo, pero estas ganas de verte asomar dirigiéndome una sonrisa son más fuertes que mis escasas convicciones…nunca se me dio bien esto de prometer cosas…verdad?

Y aquí me encuentro mirando aquella sección de la ventana que sin querer rompí, y que aún continúa rota, cuando aquella madrugada lance unas pequeñas piedras para despertarte, en vez de marcarte un mensaje que no fuera tan devastador...Cuanto extraño ese día que permanecí todo el tiempo desperezada entre tus brazos como si estuviera amodorrada bajo el manto protector de una banda de mirlos mojados…era tan bello levantar la mirada y comprobar que a la cara del cielo le cruzaba una sonrisa como si un manojo de madrugadas, aún no soñadas, florecieran en el jardín de nuestra piel...

Ahora nos encontramos en lados opuestos, desenvainando espadas de textos mientras los minutos pasan bailando extenuados por el elaborado enrejado de la ventana, y el tiempo, como un espectador espeluznante de lujuriosa mirada, ruge junto al viento en una especie de Simposium acelerado de entendidos de justicia, que todo no es más que una  ilusión en el hospital de las mañanas torcidas donde cada nube padece fiebre, tos y amor...

Al escucharles he soltado las piedras que sujetaba mi mano…con ellas quería avisarte que continuaba debajo esperando, que daría lo que fuera por poder remendar los corazones rotos de la misma manera que se arregla el cristal en tu ventana...pero es imposible, tu ventana ahora posee la fría simetría de un espejo que convierte todo aquello que fue versátil, amable, adorable, en un lecho abandonado…De poco serviría ahora decirte que siempre te leo, siempre te pienso y te sueño, porque me temo que para lo único que serviría sería para comprobar lo bien que administras tus emociones y sentimientos…

Ahora no es el momento de hablar...así eres, así somos y sé que en mil situaciones seremos igual, sobre todo cuando el tiempo de navegar le ceda el paso al inminente naufragio...

10 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Maria Jose Moreno dijo...

Precioso retrato del desamor y del intenso deseo de volver a lo que se era. Esa visión a través de la ventana que espera a que se abran sus corazones. Gracias por participar. Un beso

Tracy dijo...

Has coordinado el deseo vehemente con la desaparición del mismo.
Muy bien contado.
Un beso.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Bien contado, buena forma de representar una separación el haber quedado de lados opuestos de una ventana.
Un abrazo juevero.

rosa_desastre dijo...

Que el amor hiere y no tiene cura...asi lo dejas ver. Tu escrito tiene frases maravillosas, me quedo con ésta "un manojo de madrugadas, florece en el jardín de nuestra piel...
Un beso

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Ese balcón de vidrios rotos resulta una metáfora muy atinada para ese ayer que se añora y se lamenta haber dañado. Muy fluido texto plagado de sentimientos.
Un abrazo

Charo dijo...

Un relato muy poético y sentido que utiliza a la ventana como elemento separador de dos mundos que antes fueron uno. Triste, pero muy bello.
Un beso

Mamaceci dijo...

es fuerte la imagen que retratas de quien espera abajo de la ventana, su desaliento desespera. Uno supone que el que esta del otro lado tiene una ventaja natural, por la de mirar sin ser visto y no desesperar en sus emociones...pero aqui me parece que todos pierden.
Me encantaron tus palabras! abrazo

Rosana Marti dijo...

Un nostálgico recuerdo de un día lo que pudo ser y no fue o se quedo ahí, pero nunca en el olvido. Ambas hemos puesto el mismo título al relato que casualidad pero es que la verdad no me quebré la cabeza buscando otro me surgió este y lo dejé tal cual. Un placer siempre leerte amiga, me gusta como escribes y llevas el escrito.

Un beso y feliz domingo.

Pepe dijo...

Muy buen relato sobre el amor y el desamor, teniendo a la ventana como testigo de ambas situaciones y como frontera separadora. Me ha encantado.
Un abrazo.

pedro pablo garcia dijo...

Precioso relato, Me encanta ese cristal roto de tu ventana. Un beso

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...