RSS Feed

1/8/16

Una bruja no debe enamorarse...


Hasta hace poco tiempo, existía una bruja que vagaba sumida en una eterna confusión…y mientras mas se confundía, su verruga crecía mas y mas, hasta cubrir casi la mitad de su rostro…No es que ella fuera mala, al menos no había nacido de malos sentimientos, pero dentro de la confusión que la envolvía, sus sentimientos también habían sufrido cambios.

Como iba diciendo, la bruja vagaba sumida en su errático camino confundiendo elfos oscuros con príncipes y a los verdaderos príncipes, en cisnes de hielo, sin sentimientos y un poco sosos…Así fue que sucedió que un día se enamoro de un príncipe cuyo corazón le pertenecía a otra mujer, pero ella, cegada por un mal sentimiento, abandonó todo para concentrar todo su poder en conquistarlo y lograr que sus ojos se sintieran dominados por su presencia…

Los días pasaron, pero no hubo poder sobre este encantado lugar que lograra hacer cambiar los corazones enamorados, así que haciendo uso del poco sentimiento de humanidad que le quedaba, susurró un hechizo que le hiciera ver toda la verdad, quería saber qué era aquello que le impedía cambiar su mundo. El resultado la dejó sorprendida, tanto que lo repitió y como no hubo el cambio esperado probó con la bola de cristal, con el espejo mágico, las cartas, el tabaco…pero nada, todos le daban la misma respuesta:

-         Lo siento brujita, él no es para ti…te has perdido en sus ojos y así jamás podrás tocar su alma… Recuerda que te dijimos muchas veces que amar a una bruja no era tarea sencilla, tienen que estar dispuestos a tenerte como compañera, cómplice  y amante... a compartir no solo tu vida sino la que construiréis en común….deben aceptar que como bruja, nunca perderás tu identidad ni fingirás ser quien no eres a cambio de amor porque llevas dentro los secretos del viento de la noche, el misterio de la luna en la mirada y el ritmo de la tierra en tu corazón…

-     Brujita, recuerda por toda la eternidad....Si un hombre no es capaz de ver la eternidad en la sonrisa de una bruja, nunca podrá comprender del todo la inmensidad de su amor.

Por fin se dio cuenta de que una bruja es una bruja….así es y siempre será…y cuando su mente se esclareció y pudo ver que todo había sido un sueño, su  mundo empezó a brillar y su verruga a desaparecer …y aunque a veces el agua la sumerge en épocas de silencio y melancolía, cuando emerge del mar de sus emociones, sus sentimientos se encuentran aún más claros…tan claros como la luna que la acompaña desde siempre… 

Y colorín colorado, este cuento espero que por fin haya terminado....

6 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me gusta la forma en que elegiste llamarte, como el de tu blog. Esta parece ser una divagación nocturna.
Brujas eran las mujeres que curaban con hierbas. Y seguramente algunas de esas incomprendidas brujas se ha enamorado, sin ser correspondida. La de tu historia tal vez se haya enamorado de alguien que no estaba a su altura. Algo que le ha costado aceptar.
Tal vez la historia no haya terminado. Y si terminó, le espera alguna nueva historia, más propicia para ella.
Un abrazo.,

Diva de noche dijo...

Demiurgo...gracias por esas palabras.
Aunque la verdad lo de Diva ya como que no me queda... quizás lo cambie por bruja sin empleo... Jeeee

Yashira dijo...

Preciosa forma de contar la historia, me ha gustado mucho y creo que la brujita que ya comprendió, merece seguir adelante y dejar atrás ese cuento de aprendizaje. Muchos besos.

Diva de noche dijo...

Yashi...yo creo que las brujas son listas... Esta del cuento al menos lo es y no se puso a lanzar hechizos y embrujos maléficos... Al final hasta le broto un rayo de hada en algún cabello.... Muaaaaaa preciosa, un gusto que te asomes a mi casa

FRANK dijo...

Entonces también debo ser una especie de brujo, también me ha pasado

FRANK dijo...

Entonces también debo ser una especie de brujo, también me ha pasado

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...