RSS Feed

30/10/16

Detrás de la puerta...(Relato para Halloblogween)

....Al cruzar la puerta, Ana vio una mujer embarazada rodeada por mujeres que con sus huesudas manos trataban de sacar el bebe que llevaba en su vientre. Ana vio con terror como la mujer era brutalmente golpeada y colgada boca abajo hasta desangrarse  …El horror verdadero llegó al reconocer en ese grupo a su abuela, quien con una copa llena de sangre brindaba la llegada de "la elegida, la futura madre del supremo maligno"…Ana entendió que hablaba de ella y alertada por los gritos de los perros y los alaridos que pegaban su abuela y su tía desde el cuarto vecino, salió huyendo de la casa gritando: “ Soy una bruja…soy una bruja”…hasta tropezar con el hombre que la esperaba esa noche fuera de la casa y que dijo ser su padre: “Ana...no eres una bruja, eres la esperanza de acabar con la maldad en este mundo…”. 

Al tomar la mano de su padre, Ana sintió la presencia de algo superior…un olor dulce rozó sus mejillas como un beso y al instante las brujas desaparecieron en ese espacio que existe entre un cuarto y otro y que algunos conocen como el umbral al infinito..
Mas historias macabras y de terror, para el Halloblogween en el blog de Charo

13 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me recordó alguna historia de Lovecraft.
Con la diferencia de que tu protagonista se rebeló contra su destino.
Bien contado y bien conectadas las dos convocatorias.
Un abrazo juevero.

Tracy dijo...

Se me ha encogido el corazón leyéndote.
Uffffffffff.
Un beso.

Yessy kan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yessy kan dijo...

Escalofriante relato muy bien encuadrado para una noche de brujas. !Que horror la abuela una de las brujas! Menos mal que el padre esperaba por ella, sino fuese historia.
Beso

Juan L. Trujillo dijo...

!!! Que miedo!!!. Después de leer tanto terror, me pongo a escuchar música alegre y pegadiza, que me recuerde a la realidad risueña de la vida.
Un beso.

Charo dijo...

Me ha gustado mucho la idea del espacio entre una habitación y otra que se conoce como umbral al infinito...quizás podrías desarrollar más esa idea...
La escena que has recreado es verdaderamente dantesca, menos mal que para la protagonista todo acaba bien.
Muchas gracias por participar.
un beso

F. J. Sanz dijo...

¿Conocer tus orígenes te condena a convertirte en simple pasajero de tu propio destino?
Dos escenas, dos tiempos. Una sola existencia.
¡Saludos!

Sindel Avefénix dijo...

De principio a fin me ha encantado, dos escenas, la de inicio bastante espeluznante y la otra bastante esperanzadora. Muy buen relato! Besitos.

Campirela_ dijo...

Un toque de buen hacer y de una ilusión nos trae con Ana , muy bonito pq a pesar de la maldad la bondad siempre prevalece .Un beso

Alicia Uriarte dijo...

Mirella, un escalofrío me ha hecho sentir esa primera imagen que nos presenta tu relato. No sé si se puede huir del destino pero con tu modo de hacer lo has conseguido para Ana. Enhorabuena.

Un abrazo.

María Perlada dijo...

Me ha dado miedo tu relato.

Me ha encantado.

Un besazo.

José Antonio López Rastoll dijo...

Qué pasada, Mirella. La familia de uno puede esconder un secreto terrible. Menos mal que la cosa acaba bien.

Un abrazo.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Todas las familias tienen sus secretos.....unos espeluznantes como el inicio de tu relato, otros dulces y esperanzadores como el final. Muy buen relato, besos.

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...