RSS Feed

5/10/12

Esos pequeños intrusos...



Solo huellas quedaron sobre la arena, unas pequeñas huellas que el viento de a poquito iba borrando como si las acariciara bajo el cielo y las estrellas que dormían…nadie se imaginaría al ver la quietud de esa playa que la noche anterior se hubiera gestado entre el rumor de sus olas una inusual batalla…no una de esas grandes entre ejércitos poderosos…mas bien había sido una de pequeños momentos ... una lucha de un gigante contra muchos seres pequeñitos que intentaban amarrarlo en sogas tan débiles como el ego de un payaso, tan chiquitos que solo hacia falta soplar para que salieran volando como las estrellas de un diente de león...

Todo empezó cuando este gigante dormía sobre un colchón de arena y pétalos de rosa sucumbiendo en pensamientos envueltos de un halo de amor …estaba feliz porque se creía el mas grande sobre la tierra...no es que se creyera invencible por su tamaño, tampoco quería verse inocente y débil ante el mundo por demostrar afecto, ni por desvelarse por alguien día y noche…total, esa no fue su elección…. el día que la conoció supo que era una historia que no acabaría porque ambos vivirían por siempre enamorados …

Esa mañana estaba de buen humor y dormía plácidamente, aunque los días previos no hubieran sido fáciles…no era nada fácil tratar de mostrarse fuerte y poderoso cuando por dentro los sentimientos lo convertían en una flácida masa de nervios y lagrimas que intentaban salir a flote…Pero lo bueno dura poco, porque escondidas entre la espuma de las olas se encontraban unas pequeñas criaturas que se alimentaban del desamor y que intentaban desde hace tiempo hacer caer en desgracia al gigante…  Estas criaturas sabían que la naturaleza de este gran guerrero era de puro amor e inteligencia, mientras ellas, solo podían sentir odio, envidia y celos, tanto así que entre ellas mismas se peleaban golpeándose la cara con los guantes y desgarrándose las ropas para ver quien seria la primera en combatir al enamorado ser…

Fueron tan fuerte los gritos de los liliputienses intrusos que lograron despertar del agradable sueño al gigante que ahora con expresión extraña los miraba….. El no estaba acostumbrado a tantos gritos, por eso el asombro lo dejó paralizado por unos instantes  y no pudo impedir que lo amarraran con aquellas delgadas cuerdas que mas se parecían al fino estambre con que se tejen algunos sueños...Aún así intento esbozar una sonrisa de cordialidad que les quitara a los enanos esa mueca de victoria que tenían en la cara, una sonrisa que les hiciera ver que no era alguien peligroso pero al primer intento de romper una cuerda no pudo y sintió frio al escuchar una voz en su interior…

“Porque las dudas se han apoderado de ti?”

Pensó que estaba algo mal de la cabeza y que eso era producto de haber tomado mucho sol…

“Siento que tu luz se está apagando, que mis ojos se incendian de dolor y que mi pecho empieza a arder...” – continuaban las voces en sus adentros y cada vez que intentaba zafarse de las cuerdas que creía débiles, estas se hacían mas fuertes

 “Porque te es mas fácil decir adiós si sabes que eso me atraviesa como una cuchilla el alma?”

 El gigante empezó a darse cuenta que los malos sentimientos se estaban apoderando de su mente, que intentaban hacerle actuar en contra de su voluntad

“Puede que no todo sea eterno...puede que lo nuestro solo sea un efímero sueño”

No!!! Dijo el gigante….no y mil veces no!! Eres lo inevitable, lo ineludible, el huracán desbocado que llegó a desarmar los malos tiempos que tenía encarnados en mi alma, eres la arena que hace correr mi reloj  para que no me devore cada mañana, el pulso que le da calor a mi pecho, el hilo que enhebra con sigilo cada uno de nuestros secretos, eres esa suave brisa que esboza una sonrisa en mi cara….eres….

…De repente un soplo de viento fue alejando los malos momentos, apagó las velas y encendió la luna….la noche se fue haciendo cómplice y le regresó aquella sensación de un amor incondicional, inmortal, de un ausente y eterno amor….y durmió de nuevo feliz como Siempre

4 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

guillermo elt dijo...

Si nos cerramos al Amor, qué nos queda?

Si sucumbimos en la indigencia de dejar llevarnos por el arrebato del desamor, qué nos queda?

Si las bajas pasiones (envidia, celos, egoismo, despecho... etc) nos arrebatan nuestras bellas historias de Amor, que nos queda?

Si siempre estamos mirándonos el ombligo y nos creemos el centro del mundo y no esparcimos la semilla del Amor a los demás, en mayor o menos intensidad y cuantía... qué nos queda?

Si dejamos que la tristeza se convierta en melancolía y dejamos que ésta nos impida ver con alegría la Vida... qué nos queda?

Si endurecemos nuestro corazón y no ansiamos que nos lleven a ver salir el sol desde todos los portales de la luna... qué nos queda?

Si no somos capaces de Amar en cualquier situación por lo que verdaderamente sentimos que merece la pena, ya no por nosotros mismos,(que tb) sino por la otra persona para compartir penas y alegrías... qué nos queda?

En la total oscuridad siempre habrá una pequeña Luz para la Esperanza, para seguir Amando sea cual sea la circunstancia, porque el Amor nace de la experiencia de uno mismo en madurez... hablo del verdadero Amor, o por lo menos de ese Amor que, si no es totalmente incondicional, debiera serlo, porque somos, ya sabes, Maravillosamente humanos y tenemos el derecho de sufrir y sentir dolor, pero no es menos cierto que, un Amor que crece en madurez debe ser lo más limpio y sincero posible, abnegado, noble y extrovertido por el bien propio y el de la otra persona.

Si las pesadillas llegan, tb llegarán los dulces sueños. Si los días de batallas llegan, tb llegará la tregua y la paz. Si somos conscientes de que más que para uno mismo, debemos vivir en función de los demás... nuestra vida será más gratificante, pues no hay mejor medicina para el Alma, que el dar, más que el recibir, aunque, lógicamente, la conexión mutua de Afecto y Cariño sería el sumun para una vida estable sin "montañas rusas" que aceleren de golpe los sentimientos a cada momento cuando el corazón está tranquilo y vuelta a empezar.
Pero todo eso no importa si siempre tiene las puertas abiertas al Amor, porque existen fórmulas en ese mismo corazón para que se apacigüen sus latidos y estabilizar nuestras vidas... porque por muchas voces que nos inclinen a malos pensamientos, a tener pesadillas, si queremos, dejaremos que un pequeño soplo de viento aleje los malos momentos y la luna ilumine nuestra vida, dejando que la noche se nos haga cómplece y haga regresar aquellas sensaciones de un Amor incondicional, inmortal de un Amor y, así, poder dormir, de nuevo, Feliz como Siempre.... como Siempre y seguir Amando en una Nueva Dimensión.

wooooow!!!... Creo que acabo de hacer un post... jajajajajaja.

Besicos Muchos.

Francisco Espada dijo...

Me has llevado embebido en el relato con el sobresalto de una pesadilla.
Besos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pakiba dijo...

Nunca pueden imaginar la gente lo que guarda nuestro interior.

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...