RSS Feed

16/7/20

Mi mejor invento




El día que te fuiste,
se quedaron tus historias escondidas
en libros jamás leídos de viejas páginas amarillas,
o en aquel otro lado del mar,
bajo la sombra de otros pasos
que alivianen aquellos años y los daños,
de ese invierno de mentiras…

…..y ya no te busco en cada esquina,
ni en el vaho del cristal,
ni en el aire que me asfixia,
ya dejé de preguntarme si fuiste real
o te invente una noche fría
cuando en medio de algún poema,
entre lágrimas y letras
llegaste mientras dormía…

2/7/20

CONVERSANDO EN MIS SUEÑOS...



Dialogo entre los grandes Sueños…momentos vividos en lugares prestados, donde las figuras aparecen sobre un tablero de ajedrez envueltas en negro y canosos cabellos largos….presiento que no es un buen momento…

-           Voy a morir?

La primera figura adquiere luminosidad y responde:

-           Quién sabe, puede que la vida sea la muerte, y la muerte, la vida ( Eurípides, 480-406 a.C.)…No hay diferencia entre la vida y la muerte…

-           ¿Entonces por qué no te mueres?, preguntó uno en el fondo.

-           Porque no hay diferencia, respondió Tales de Mileto (625-547 a.C.)

-           Y….¿Puedo preguntar sobre la muerte?,,,(yo)

-           Tú no comprendes ni siquiera la vida. ¿Cómo vas a comprender la muerte?’ (Confucio, 551-479 a.C.)

Una voz iluminó la parte oriental de la habitación creando una atmosfera tenue y olorosa a inciensos…

-           La muerte y la vida son transformaciones incesantes. No son el final de un principio. Una vez que consigamos comprender este principio, podremos dar igual valor a la vida y a la muerte. (Chuang Tzu, 369-286 a.C.)

-           Deja a otros que se dediquen a estudiar cosas de derecho, a la poesía o a hacer silogismos. Tú, dedícate a aprender a morir. (Epicteto, 55-135 d.C.)

No me cabe duda…esta conversación tiene un propósito…

-           Voy a morir?...repito

-           Sabes que todos los demás hombres creen que la muerte es uno de los mayores males…La gran tierra nos obliga a cargar con un cuerpo, nos impone el esfuerzo de la vida, nos alivia en la vejez y tranquiliza en la muerte. Si la vida es buena, la muerte también es buena…(Chuang Tzu,369-286 a.C.)

-           Vivir cada día como si fuera el último, nunca perturbados, nunca apáticos, sin adoptar nunca pose alguna —he ahí la perfección del carácter. (Marco Aurelio, 121-180 d.C.)

Ahora el olor ha cambiado…lo tenue se hace más claro y los olores a hierba y pétalos en verano inundan los acordes de un pentagrama de colores..

-           ….si has vivido un día, lo has visto todo. Un día es igual a todos los días. No hay otra luz ni otra noche. El sol, la luna, las estrellas, esta disposición son los mismos que tus antepasados han gozado y que solazarán a tus descendientes [...] No es capaz de otra astucia que volver a empezar. Será siempre esto mismo, giramos y permanecemos siempre en el mismo sitio y un año sigue a otro tras sus mismos pasos (Virgilio, 70-19 a.C.),

-           Así es y siempre será…Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte (Leonardo da Vinci, 1452-1519)

-           Día vendrá en que amanezcas y no anochezcas, o anochezcas y no amanezcas. Día vendrá (y no sabes cuándo, si hoy, si mañana) en el cual….(Fray Luis de Granada, 1505-1588),

No importa el final…hoy amaneció y tengo hambre…


13/6/20

Prolegómeno


Las palabras son regalos que muchas personas desprecian, pero tomando prestadas palabras de alguien que mucho quiero y más admiro, sin pretensión alguna las tomo y las devuelvo en un verso

Distantes y cercanos, en el prolegómeno de un silencio

cómo en el tercer verso que calla para dar cabida a un bostezo,

Ausentes de preámbulos y carentes de sordos lamentos

derribemos ya los muros y que comience el segundo tiempo…



20/5/20

LA GENIALIDAD DE LA LOCURA


 

- ¿Y tú la conociste, abuelo?

- Sí, yo también la conocí cuando era chiquillo. Pero a diferencia de mis amigos, yo la saludaba, y cuando ellos la insultaban, yo me quedaba callado, porque a mí me parecía una buena persona…

- ¿Tus amigos la insultaban? ¿Qué le decían?

- Le gritaban “gringa loca” cuando la veían pasar, porque así se refería la gente a ella: “ahí pasa la loca de la escoba”. En realidad, no la tratamos nada bien, porque para todos era solo una loca que barría el desierto, ya que la veíamos desde temprano con su escoba y su wincha barriendo y midiendo las arenas, haciendo dibujos incomprensibles y cálculos matemáticos que nadie entendía.

- ¿No vivía en el pueblo?

- No, vivía alejada, entre las dunas. A nadie le interesaba lo que hacía, y pese a que nunca nos dijo nada, algunos chicos le teníamos miedo. Cuando la insultábamos, solo nos miraba en silencio como comprendiendo que solo éramos unos mocosos malcriados...

- ¿Y qué más pasó?

- Que a los pocos años, gracias a la "gringa loca", el mundo empezó a conocer las líneas de Nazca; ni nosotros sabíamos lo que teníamos a pocos metros. Y entonces llegaron otras personas del extranjero a tomar fotos, y a hacer estudios. Y de pronto el mundo comenzó a interesarse por nuestra región, el gobierno se preocupó más por nosotros, y llegó la luz, el agua y los turistas, y se hizo un comercio alrededor gracias al que muchos de nosotros ahora vivimos mejor que antes… todo gracias a lo que empezó la “gringa loca”.

- ¿Ya murió, no?

El abuelo abrió una caja y empezó a buscar entre cartas, fotos antiguas y amarillentos recortes de periódicos.

 - Sí. Cuando ya estaba mayor y enferma, tuvo que dejar el desierto para vivir en el Hotel de Turistas de Nazca, donde estuvo hasta que su salud empeoró. La llevaron a Lima, donde murió en 1998. Guardé un recorte cuando el gobierno le otorgó la nacionalidad peruana. Lee fuerte lo que ella dijo de nosotros, -dijo el abuelo entregándole a su nieto un recorte de periódico avejentado por el tiempo y señalándole un párrafo.

 

Carlos leyó en voz alta.

 

- "Yo quiero, con mi obra, ser un instrumento para eliminar las injusticias y para que los peruanos --que son gente de cualidades culturales, morales y físicas especiales-- recuperen su propia estimación. Yo les digo: yo soy chola, porque me siento a veces más unida con los cholitos, y sobre todo ahora que tengo la nacionalidad peruana".


- ¡Qué bonitas palabras!, -dijo Carlos sorprendido-, y si estuviera viva ahora, ¿le hablarías?


El abuelo no contestó. Pero las dos lágrimas que resbalaban por sus mejillas en agradecimiento a la loca que barría el desierto, eran sin duda una afirmación.

 

(Descripción popular de la investigadora alemana María Victoria Reiche Neumann, quien descubrió las míticas Líneas de Nazca - Ica - Perú)

María Reiche con
                        Paolo Kosok midiendo líneas de Nasca, años
                        1940s María Reiche tenía
                        que medir primero las líneas de la pampa, con
                        foto aparato, cinta métrica, sextante y brújula

El
                          geoglifo del mono, la vista aérea en el
                          pintado limpiado por Maria Reiche. El mono
                          tiene 9 dedos y está con líneas en zig zag en
                          forma de sierra y en forma paralela cubriendo
                          la superficie. María Reiche apr. en
                        los años 1960s midiendo una línea. La foto fue
                        globalmente conocida y cambió el conocimiento
                        del mundo [15]

 

Autor del texto: Chemo Morales Garcia.