8/3/21

Un encuentro inesperado...

 

Si tuviera que escribir palabras para definir todas las bohemias tardes y noches que extasiada me perdía en ese arte tan tuyo, capaz de llenar mi mundo de imágenes fantásticas, donde las brujas eran buenas y perseguían caminos trazados con tinta negra, arabescos diseños y bocanadas de humo hasta el amanecer…sería justo en este momento, cuando la tarde se sonroja ante el recuerdo de aquel cuento de un navegante, amante a cada bocado de estrellas esparcidas como pecados e inesquivables dianas de conjuros desenfrenados, que borraron de mis cuentos el jamás y levantaron en el aire un puente hacia el siempre, el único punto de conexión que nos une irremediablemente al mundo de lo que es y será, un eterno cuento con un final de puntos suspensivos…

Soy tan indefensa a tu lado más amable...una hechicera que se despoja de sus trapos negros y vaga sedienta en busca de tus notas al margen…que no marginales….Mensajes entre líneas que terminan con días absurdos y nulos en los que nada tiene sentido…Cada día lo mismo…un día tras otro sumida en un sonambulismo mórbido, buscando cual infanta ilusionada los dulces que dejas como al descuido …esas son mis formas de subsistir en este interior delirio de un chiste malo llamado vida pero que se asoma de una manera leve y suave hacia ese lugar donde te encuentras tan lejos 

De haber sabido escribir...

 

Me asombro y me sonrío...siempre serán esas diferencias en las aristas de nuestras conciencias donde daremos vida a esas noches inclasificables…

Los vetustos colores eclipsados por la hora, aún recuerdan en el rostro cada letra, palabra y dulce sonido desplegado en el último furtivo encuentro…Mañana, tal vez mañana solo serán vestigios de un caprichoso atardecer...no lo se....pero ahora, aún el tiempo hace piruetas sobre el lienzo donde se equilibran por momentos nuestras almas y los ojos, que a veces parecen envueltos en una indiferente calma, presagian mil hechizos mientras la Eternidad hace maromas por los castillos y se pone zalamera, como la vida que a veces se olvida de su lección universal y se columpia en atardeceres de poemas de nubes rojas…

…y me sonrío…y se que sonríes, regateando notas de un beso que enarbola las enseñas del placer…y entonces todo da igual, cualquier silencio se convierte en un tropiezo programado en el tiempo…y entonces todo cobra sentido y la vida es un cuento esperando ser escrito, dándole de nuevo vida a quien suspira que le escribas sus mejores renglones, porque solo tú eres su sueño que navegar…

Bailamos????....conocemos de memoria como es dejarnos llevar por este sonido imaginario que hace que crezca la proximidad...nunca seremos víctimas de las relaciones preconcebidas, solo almas furtivas viajeras de una nube


12/1/21

Bienvenidos al primer ensayo del fin de nuestros días...

 


Al final tenían razón los Mayas al decir que con el 2000 llegaría el fin del mundo... al menos si del mundo que llegamos a conocer los llamados baby boomers en una casa de por lo menos 5 hermanos, con 1 padre, 1 madre, tíos, primos y abuelos, sin tener que especificar en tíos, tías, primos, primas etc. como se exige ahora...

Como madre y como abuela, siento mucho temor por el futuro que le espera a la nueva generación que llegó a este mundo, no con un pan bajo el brazo como decía mi mamá, sino con un Ipod o un Iphone y con menos palabras en su diccionario…y no es por temor a lo sucedido con esta epidemia vivida en el 2020 y que aún pica y se extiende,  sino por el mayor virus de todos y que está afectando nuestra realidad...uno invisible que está cambiando todo lo que conocíamos como normal hasta ahora...

Este bicho no ha llegado recién, ha estado colándose poco a poco hasta el punto que ha comenzado a generar cambios en el ADN de todos los sectores de nuestra sociedad y dónde los que quieren combatirlo utilizan remedios que a mi parecer, son peores que la enfermedad...como la de querer permitir que los sacerdotes puedan casarse para evitar sus "pequeñas debilidades" mientras los casados buscan el divorcio para poder tener libertad ante sus infidelidades, porque hemos llegado al punto en donde la vida del amor para toda la vida tiene una duración de 3 meses y el llegar a cumplir mas de 25 años de casados es considerado como una estupidez...

Se ha generado una sociedad donde a los padres les sobra tiempo para estar conectados en sus celulares pero no tienen tiempo para  educar en valores a sus hijos aunque procuren llenarlos de cosas materiales...una época en donde se establecen relaciones libres y abiertas entre las parejas heterosexuales y los homosexuales piden derecho al matrimonio...mientras las mujeres se visten como hombres y los jóvenes se pintan la cara, las uñas, el pelo y se hacen femeninos...

¿Cómo se puede entender que un niño de 6 años pueda decidir con que padre irse a vivir pero un joven de 15 no pueda hacerse cargo y ser juzgado por sus actos?...O que en los hospitales no existan cupos para los pacientes por COVID pero si para cambios de sexos o realizar un aborto?

¿De qué manera inculcar valores cristianos atenta contra las libertades del individuo pero escupir, orinar sobre los crucifijos o defecar en las Iglesias es libertad de expresión….¿cómo se puede inculcar el amor en los hijos de hoy en día cuando su vida desde la concepción vale menos que la aspiración por medio de un tubo? ?

¿En qué momento los ciudadanos simples permitimos las leyes que protegen a los delincuentes del ataque de una víctima juzgada por exceso de legítima defensa propia?... ¿En qué Constitución o Declaración de los Derechos aprobamos que los políticos puedan cada vez mas robar impunemente, mientras el ciudadano de a pie tenga que acatar callado y sin chistar, el cierre de sus negocios para proteger el repunte de una epidemia que hará más ricos a los ricos y mas pobres a los pobres?

Por eso digo...tenían razón los Mayas, bienvenidos al 2021 el primer ensayo del fin de los tiempos...


12/9/20

La otra cara del C-19

 


Cada vez que nombro al recontra conocido virus como “C-19”, me parece que me estoy refiriendo a un grupo militar o paramilitar, pero si al caso vamos, bien podría tratarse de un grupo de exterminio como los que actuaron en Auschwitz, o como la FAES en Venezuela o el sangriento Grupo Colina en Perú. Este virus no hace discriminación de su blanco, llega silenciosamente, proyecta y actúa.

La verdad es que vivimos actualmente en un campo de concentración en donde ya no hay diferencias raciales, de edades, políticas ni religiosas. Es un nuevo orden mundial, en donde salir de casa te convierte en presa fácil de este asesino, que contrario a lo que se pensaba al principio, ya no mata impidiéndote respirar, sino que va metiéndose en tu sangre creando un diminuto ejercito de émbolos que se dirigen contracorriente hasta paralizar tu cerebro, primer indicador de que algo está pasando, pero que si eres una persona mayor, los médicos lo atribuyen a una consecuencia normal de la edad avanzada, hasta que es tarde y llegan las complicaciones…

Las trombosis, las infecciones, los órganos que fallan…todo es consecuencia de lo mismo…estás siendo atacado por un despiadado asesino invisible y sufriendo dolores que solamente podrán ser calmados por el milagroso poder de la morfina hasta que tus signos vitales, sin poder evitarlo, desciendan al mínimo, tu respiración sea poco perceptible y suene tu último latido…

La parte más cruel de este C-19 es, que los que sufren por su causa son apartados de sus familiares durante el proceso de recuperación o partida, pero en este caso, nos queda el consuelo de haber estado con nuestra madre, día y noche, cuidando de ella y diciéndole lo mucho que la queríamos y cuanto le agradecíamos, todo lo que hizo por nosotras…Ella descansó por fin, este jueves 10 de septiembre luego de varios meses de pelear con todas sus fuerzas, pero se fue luego de escuchar, vía telefónica, el adiós de todos sus hermanos, familiares y amigos…no la dejamos sola ni un minuto, nos encerramos con ella a cal y canto como ella nos pidió..

Todo tiene que morir, es la verdad aunque nos guste pensar que siempre hay esperanzas, que podemos superar la muerte. Siempre pensamos que podría salir de esto y seguir como siempre, viajando y sonriendo…Pienso que todos tuvimos esa fantasía netamente humana, de que las cosas podrían mejorar…no lo sé con certeza, pero si estoy segura que hasta el final, mantuvimos esa esperanza…