RSS Feed

1/7/15

Un día especial...


Sus pensamientos eran casi siempre los mismos al comenzar el día y lo que mas le molestaba, no era que la luz del amanecer le pegara de lleno en la cara, sino que cada vez se despertaba mucho antes de que sonara su alarma…¿De que le servía madrugar si no existía nada que la hiciera saltar de la cama? Siempre pensaba lo mismo mientras se dirigía como autómata a su rutinaria tarea matutina…poner el agua para el café, preparar  tostadas de pan integral y apresurar el coctel de pastillas que la ayudaran a sobrellevar el día…¿No sería mucho más sencillo que el reloj sonara y no hubieran oídos que lo pudieran escuchar? No sería mejor que los sueños se quedaran para siempre dentro de un cuerpo que no quisiera despertar?
Este era otro jueves cobarde como dice Sabina …¿o quizás era martes? ¿A quién le importaba si era 2 de julio u 11 de septiembre si todo era lo mismo de siempre?...Pero, si era jueves, a menos que el calendario en su pared estuviera errado…¿para que lo había remarcado?...Mientras trataba de recordar que tenía de especial ese día, el televisor comenzaba a clonar las noticias de ayer con desparpajo, los políticos con su esquizofrénica parafernalia acaparaban los medios en medio de tostadas insípidas y un  café amargo que era capaz de borrar cualquier sonrisa en este largo y tedioso día…¿Cuánto tardaría en llegar nuevamente la hora de dormir? ¿Porqué razón los niños crecieron?¿En qué momento la casa se quedó tan vacía? Anteriormente, todo era un corre corre, preparar los desayunos según el gusto de cada uno era una odisea, los uniformes, el peinado, donde será que escondieron los zapatos..? y después de largarlos en el colegio, sin haber terminado de lavar los platos, había que empezar a pensar en el almuerzo…
Es mediodía, hora de almuerzo, y no le hacía ninguna gracia cocinar para ella sola….subliminalmente le daba lo mismo hacer un huevo duro o un par de huevos fritos, como el reloj de pared en forma de huevo que indica que ya casi es la una y que no hay nada mas que barrer, nada mas que lavar…¡¡Cuanta diferencia de aquel cerro de ropa llena de mugre y manchas de bocas grasientas en los puños de las camisas…!! Tan diferente como era ella que siempre renegó de usar reloj para no depender de horarios y que hoy mira las horas descontando segundos…
A las 3 de la tarde, revisa su correo y emprende alguna historia inconclusa para tener que hacer algo el día siguiente, escribe de sus recuerdos y de cómo hace algún tiempo lo único que contaba eran estrellas…quizás se duerma la siesta, o se quede sentada despierta, esperando las seis de la tarde cuando las nubes corran a ocultarse para no ser descubiertas por la luna
 Deben ser jóvenes – piensa - la luna solo tiene ese poder de hechizar la mente de los jóvenes y enamorados, en cambio ahora, solamente me sirve para saber que ha concluido otro día…

 Se acuesta y toma el reloj de su mesa de noche para colocar la alarma a las 6:00 am, como tantas noches, como siempre… pero algo que ve la hace dejarlo de nuevo en su lugar… Esta vez, no quiere escuchar el metálico y repetitivo sonido de su alarma, no hace falta, al llegar la madrugada tan solo se escuchará el canto de las aves en su jardín, y el ruido casi imperceptible del segundero de un reloj acompañado de un frasco vacío de pastillas para dormir frente a un calendario remarcado…

23 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Abuela Ciber dijo...

Cruel.
Una vida perdida
Cariños

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que melancolico. Ahora que no tiene el tiempo tan ocupado, lo emplea para la melancolía, el extrañar el pasado. No porque fuera un pasado ideal, sino porque no lo es el presente.
Una buena participación en los jueves de relatos.
Saludos.

Amando SPH dijo...

Joder... es duro.. muy duro...la añoranza del pasado es complicada... pero creo que el secreto no eran las pastillas... sino aprender a apreciar de poquito a poquito el presente...
A pesar de la crueldad de las letras.... es un buen relato que logra traspasar....
Un beso

Carmen Magia dijo...

Un relato muy bueno y muy triste, sobre todo ese final...

Hay vidas así, anodinas, sin ilusiones... imagino que depende también del estado de ánimo, que si es malo, no encuentra nada en lo que ocupar un día...

La vida del ama de casa es ingrata, sobre todo cuando los hijos abandonan el hogar... es entonces cuando puede llegar la depresión...

Muchos besos

Carmen Magia dijo...

Un relato muy bueno y muy triste, sobre todo ese final...

Hay vidas así, anodinas, sin ilusiones... imagino que depende también del estado de ánimo, que si es malo, no encuentra nada en lo que ocupar un día...

La vida del ama de casa es ingrata, sobre todo cuando los hijos abandonan el hogar... es entonces cuando puede llegar la depresión...

Muchos besos

Tracy dijo...

Has descrito un cuadro a l que se enfrentan muchas personas que sufren el síndrome del nido vacío y es duro, de verdad, por eso hay que buscar alicientes para llenar esas horas tediosas sin llegar a soluciones drásticas.

Carmen Andújar dijo...

Triste muy triste; pero real. Cuando se van los hijos, algo se muere en el alma, como dicela canción, y llenar este vacio cuesta; aunque siempre hay que encontrar algo para llenarlo, porque desde tiempos inmemoriables ha sido así. Han de hacer su vida.
Un abrazo

guillermo elt dijo...

"Buenos días, mundo, me queda tanto por vivirte...!!!". Y no solamente pasó página, sino que comenzó a emocionarse con un nuevo libro. (G.Elt.- Relatos Inventados al Uso) ;)

Besicos.

pikxi dijo...

Un relato triste, dejó ganar la batalla a la soledad, a veces es complicado ver otros caminos.
Un saludo

Cristina A dijo...

Dio todo, vida a sus hijos, a su esposo, se postergo por dar de sí, y se olvidaron de ella....se pide mucho para un solo lado.....se olvida... tu me necesitas yo también te necesito, tu me amas y yo también te amo....estas cansado yo también estoy cansada....la soledad empieza con los síntomas mucho antes ...cuando aun hay familia o se cree que existe...no es porque brote por generación espontánea la soledad... es porque se deja sola a la persona...una y otra vez.....
Un relato crudo escrito con mucha realidad...
Fuerte abrazo

ibso dijo...

¡Se acordó! Cuando lo único que queda es la memoria de los tiempos vividos, y no perduran los impulsos de cada día, la muerte llega mucho antes de expirar.
Saludos.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Triste relato crudo y real, cuando los hijos se van cuesta llenar la vida, sobre todo si esta se ha vivido solo para ellos. Si la vida tambien ha sido nuestra es menos duro y puedes seguir disfrutando de tu parcela personal.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Triste relato crudo y real, cuando los hijos se van cuesta llenar la vida, sobre todo si esta se ha vivido solo para ellos. Si la vida tambien ha sido nuestra es menos duro y puedes seguir disfrutando de tu parcela personal.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Triste relato crudo y real, cuando los hijos se van cuesta llenar la vida, sobre todo si esta se ha vivido solo para ellos. Si la vida tambien ha sido nuestra es menos duro y puedes seguir disfrutando de tu parcela personal.

H... (Perla Gris) dijo...

Un relato duro... una vida dura, sin sueños, sin más esperanza que llegar al día siguiente y vuelta a empezar... rodeada de los recuerdos, de esos momentos que antes la hizo gruñir o regañar y ahora los añora con tanta fuerza que duele, pues el dolor de sentirse sola traspasa la pantalla al leerte... genial texto, me ha gustado mucho!!!
Besinos y bienvenida a los jueves!!!

Juan Carlos Celorio dijo...

Me ha parecido buenísimo el relato de un día cuando lo grande de la vida ha pasado y uno sigue en ella sin saber cuál es su papel, que a buen seguro existe, todo es cuestión de encontrarlo.
Besos, Mirella, gracias por participar en esta reunión de amigos aficionados a las letras. ¿Seguirás?

Mirella Denegri dijo...

Por supuesto que si.... Encantada de encontrarme de nuevo en estos jueves de historias buenisimas.. Bss

José Vte. dijo...

Un relato que habla de la soledad que llega cuando ya parece que todo en la vida ha concluido, cuando parece que ya no somos necesarios para los demás. Tiene un fondo triste pero a la vez poético ese caminar por el vacío.

Un abrazo

Alma Baires dijo...

Uffff... qué duras letras, y qué reales. Pasa, y pasa muchas veces, sobre todo a las mujeres, que pasan una vida ocupándose de la familia y la casa, y un sin fin de cosas, olvidándose de ellas mismas ...y luego, luego la vida se encarga de pasarte un recordatorio pero cuando, tal vez, es tarde, porque no se sabe de dónde empezar.

Más allá de toda dureza, tu relato me pareció extraordinario ...felicitaciones. Un beso.

Alfredo dijo...

Un texto muy interesante... vamos, que interesa por su contenido, por su estilo y por su verosimilitud. Un día lleno de reflexiones y ansiedades, uno más al fin y al cabo, igual al de ayer, y seguramente al de mañana, aunque sea sin despertador, o con otro menos metálico y más romántico, pero despertador de todos formas. Muy buen relato. Abrazos.

rosa_desastre dijo...

¡Ay, aunque la monotonía nos aplaste, aunque la soledad nos triture las horas, siempre habrá una razón para despertar.
Un beso

casss dijo...

...un calendario remarcado. Habrá que conseguir uno nuevito, impecable, que de ganas de marcarlo en rojo y destacado con el esfuerzo que signifique comenzar un nuevo día, sentada en otro lugar del salón....
muy bueno leerte y conomoverme con esa melancolía que nos trasmites.

besos

Max Estrella dijo...

Y es que a veces no hay nada peor que esa desubicación vital que se sufrre...cuál sea nuestro papel en el mundo, si es que lo hay y que no sea un mero sobrevivir...muy duro y muy intenso.
Besos

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...