RSS Feed

7/9/11

El lado oscuro del corazóm


Yo no sabia que no tenerte, podía ser tan dulce como nombrarte para que vengas…. aunque no vengas


Porque te tengo y no porque te pienso…porque la noche está de ojos abiertos, porque la noche pasa y digo amor ..porque has venido a recoger tu imagen  y eres mejor que todas las imágenes…
Porque eres mío. porque no eres mío...porque te miro y muero y peor que muero si no te miro amor..si no te miro..

El lado oscuro del corazón es una película argentina, de producción argentino canadiense, estrenada el 21 de mayo de 1992.


Oliverio, un poeta bohemio, recorre Buenos Aires con sus amigos, acosado por la muerte, buscando a una mujer capaz de "volar". Los textos de Mario Benedetti, Juan Gelman y Oliverio Girondo, intercalados con gusto, lo hacen un film interesante, intenso y liberador. En el transcurso de la película, la poesía se ve entremezclada con los lugares más espesos de la cotidianeidad artística argentina y uruguaya. Desde el asado, hasta los maltrechos bares Buenos Aires y Montevideo.
 .

4 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Ángel-Isidro dijo...

Mirella, tus historias son una idea
imaginada muy interesante y da que
pensar como si todos hubieramos que
pasar de iguales circcunstacias, tienes una imaginación que hece que
sienta uno hasta llegar a creeselo
Te felicito y te animo para que
sigas sin vacilaciones. Gracias.
Un abrazo y besos...
Ángel-Isidro

http:elblogdeunpoeta.blogspot.com/

Pluma Roja dijo...

No conocía esta película, no se si la veré, pero tu reseña invita a verla.

Saludos cordiales.

Francisco Espada dijo...

Pensé que el corazón no tenía lado oscuro, aunque sí rincones recónditos donde sólo llega la cirugía extrema. Tomo tu invitación, creo que es un magnífico reclamo como para no perdérsela. Un abrazo agradecido.

Halcón Peregrino dijo...

La vi hace unos años, es excelente y me has animado a verla de nuevo.

Abrazo.

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...