RSS Feed

29/8/16

No mas mentiras...

Acudiendo una vez mas a las palabras de Sindel
Semana 35 de 52
Hoy no tengo ganas de escribir sobre las mentiras....
No mas mentiras,
prefiero seguir creyendo,
a escribir sobre esas verdades incompletas....
palabras dulces que empalagan
mientras prometen un cielo azul cada mañana....
esas pequeñas dosis de amor de papel
que se hacen cenizas al calor de lo evidente...

Es mentira que todo es una mentira...

26/8/16

Desde el infierno...

Miedo
De volver a los infiernos
Miedo a que me tengas miedo
A tenerte que olvidar…

Miedo
De quererte sin quererlo
De encontrarte de repente
De no verte nunca más.


25/8/16

No se lo que fue...



Yo podría darte la razón,
cambiar tu quiero por un puedo y darle color.
Decirte al oído que todo irá bien,
darle a mi apatía algo que hacer.

Yo podría…

Yo podría darte conversación,
charlar durante el almuerzo sin televisión;
llegar temprano a casa y hacerte el amor
o llegar de madrugada y hacerte el amor.

Yo podría besar tu perfil,
sacar de tus ojos el color,
cumplir las cosas que prometí,
como hacer de tu vientre mi inspiración,
agarrar tu mano y correr,
rozar tus labios y sentir
que si aún sigo vivo es por ti.

Pero ya no sé…

Yo podría no alzar la voz
y, de vez en cuando, pedir perdón,
colgar el cuadro que falta en la habitación
o hacer de mis brazos tu mejor sillón.

Yo podría besar tu perfil,
sacar de tus ojos el calor,
cumplir las cosas que prometí,
como hacer de tu vientre mi inspiración,
agarrar tu mano y correr,
rozar tus labios y sentir
que si aún sigo vivo es por ti.

Pero ya no sé… 

24/8/16

Dibujo instropectivo (jueves de relato)

Alguien entra en un taller de dibujo con modelo vivo. Hay en el centro de la escena, una modelo morocha, de pelo renegrido, con una bata negra sentada sobre una butaca de piel marrón. Sus piernas largas y torneadas parecen abanico, mientras espera la señal del maestro de arte que de fin al juego que hace entre sus piernas…

Habiéndose ubicado en un lugar cercano, con su atril, sus lápices, acuarelas y óleos, el personaje está a la expectativa del comienzo del concurso sin dejar por eso de observar el irreverente juego de la mujer que, sin inmutarse por la presencia de extraños, continúa contorsionando sus piernas

De pronto, del fondo de la habitación, una voz da inicio al evento y la modelo asume una pose y se abre la bata…el consolador que usaba rueda por el suelo hasta los pies del sujeto que acaba de tomar un pincel para dar comienzo a su obra …una niebla espesa cubre sus ojos y siente placer al recordar la reciente y malevola proeza de su musa, una expresión de bobo asoma en su cara mientras dibuja la inocencia de ese rostro tras haber cometido su fechoría, lo cual hace que aumente la maldad en los sentimientos que lo inundan, por la contradicción de los mismos.

Ella había ejecutado la acción momentos antes y ahora él, haciendo una instropección de los mismos, los dibuja con detalles, corrige sus errores y los perfecciona con mayor depravación y excitación…Su presión se eleva y la sudoración es visible a pesar de que la temperatura del lugar es baja, un movimiento involuntario comienza a dominar entre sus piernas mientras intenta ocultarlo tras las patas del atril…

Sus pensamientos ahora son ennegrecidos como esos lacios cabellos que dibuja, plasma su cuerpo sobre su tela mientras siente los ojos de los demás clavados a su espalda....se encuentra a la defensiva, mirando de reojo, observando a la gente temeroso de que puedan robar sus ideas…esa mujer que dibuja es solamente suya, porque él ha sido capaz de descubrir la maldad en ese rostro que ni siquiera intenta rehuirle la mirada, una maldad que le promete orgasmos múltiples a través de una risita silenciosa y hasta ridícula, que asoma en sus labios…

Esta vez le ha tocado a Demiurgo proponer varias ideas a desarrollar,  lo cual me colocó en una posición igual al de una niña en juguetería sin poder decidirme por cual llevarme...

Mas relatos en El Demiurgo de Hurlingham