RSS Feed

28/7/16

La vida no es color rosa...


Aquí huele a olvido,
la tristeza sin visillos traspasa los días,
todos los días sin respuestas
soportando las historias de mi historia
sin poder corregir los renglones torcidos…

Es triste ser tan sólo la sombra de la duda,
la tela de araña que divide las estancias del recuerdo,
el hilo que zurce la culpa,
el tumulto de los silencios,
el crujir de la madera que nadie entiende,
la muerte que anida en la carcasa de un reloj sin horas…

Todo eso soy yo,
todo cabe al trasluz de una leyenda.


El cristal roto...

Hoy procura que aquella ventana que mira a la calle en tu cuarto se tenga cerrada, porque no vaya a ser yo el viento de la noche y te mire y recorra la piel con mi aliento y hasta te acaricie y te deje dormir y me meta en tu pecho y me vuelva a salir …y respires de mí...

Jueves de Relato: Imagen disparadora
Lugar de Encuentro: Blog de María José Moreno

Otra vez de vuelta mirando a tu ventana, y mira que me he prometido mil veces no hacerlo de nuevo, pero estas ganas de verte asomar dirigiéndome una sonrisa son más fuertes que mis escasas convicciones…nunca se me dio bien esto de prometer cosas…verdad?

Y aquí me encuentro mirando aquella sección de la ventana que sin querer rompí, y que aún continúa rota, cuando aquella madrugada lance unas pequeñas piedras para despertarte, en vez de marcarte un mensaje que no fuera tan devastador...Cuanto extraño ese día que permanecí todo el tiempo desperezada entre tus brazos como si estuviera amodorrada bajo el manto protector de una banda de mirlos mojados…era tan bello levantar la mirada y comprobar que a la cara del cielo le cruzaba una sonrisa como si un manojo de madrugadas, aún no soñadas, florecieran en el jardín de nuestra piel...

Ahora nos encontramos en lados opuestos, desenvainando espadas de textos mientras los minutos pasan bailando extenuados por el elaborado enrejado de la ventana, y el tiempo, como un espectador espeluznante de lujuriosa mirada, ruge junto al viento en una especie de Simposium acelerado de entendidos de justicia, que todo no es más que una  ilusión en el hospital de las mañanas torcidas donde cada nube padece fiebre, tos y amor...

Al escucharles he soltado las piedras que sujetaba mi mano…con ellas quería avisarte que continuaba debajo esperando, que daría lo que fuera por poder remendar los corazones rotos de la misma manera que se arregla el cristal en tu ventana...pero es imposible, tu ventana ahora posee la fría simetría de un espejo que convierte todo aquello que fue versátil, amable, adorable, en un lecho abandonado…De poco serviría ahora decirte que siempre te leo, siempre te pienso y te sueño, porque me temo que para lo único que serviría sería para comprobar lo bien que administras tus emociones y sentimientos…

Ahora no es el momento de hablar...así eres, así somos y sé que en mil situaciones seremos igual, sobre todo cuando el tiempo de navegar le ceda el paso al inminente naufragio...

25/7/16

Cuento para dormir niños hiperactivos


Hace algunas tardes, estaba tratando de dormir a los niños y para lograrlo les dije que se sentaran conmigo en el sofá para contarles una historia… a ellos les da igual si les cuento una historia de piratas o muertos vivientes...con sus escasos dos años aún no identifican las palabras que digo, sino que reflejan lo que les muestra mi cara...si sonrío, ellos también…Uno de ellos de nombre Sebastián me miraba con los ojos como entendiendo todo lo que le decía, así que empecé a contarle sobre un niño llamado igual que él y que ya no estaba a mi lado porque prefirió irse junto a las estrellas…

Ahí fue cuando se desmoronó mi idea de inventar una historia infantil y aunque sabía que ninguno me iba a poder responder, les pregunté si sabían a donde partimos al morir, y de pronto entre una cosa y otra ya me encontraba yo divagando…¿Será que si existe un lugar donde vamos al  morir? porque si un fósforo luego de apagarse transforma su energía en humo y gases, pienso que la energía de nuestro cuerpo también va a fundirse al final con el todo...diseminada por el espacio que habitamos…y claro, yo se que el espacio es enorme, pero si nos vamos a lo macro y micro, la distancia en nuestro universo es tan pequeña como podría existir entre los elementos contenidos en un átomo…por eso, no creo que las personas que se van se encuentren lejos de nosotros...y si las sentimos es porque nunca se alejan lo suficiente para dejar de percibirlos

Quizás es a través de los sueños, de las historias que leemos o las que nos cuentan que ellos se hacen mas perceptibles o sea, que regresan, entonces ahí fue que me asaltó una de esas deducciones lógicamente ilógicas…No es el amor lo que une todo en el universo, porque hay otros sentimientos como el odio que también lo hace…mas bien el amor y el odio los coloca en distancias opuestas o, balancea las cargas positivas y negativas de lo que muchos llaman el bien y el mal….pero lo que hace que mantengamos cerca a las personas que han partido son los pensamientos, el recordarlos, las palabras en nuestra mente es lo que los trae cerca…


Y con cara de satisfacción de quien ha descubierto algo muy importante termine la historia y los niños se quedaron dormidos…obviamente mucho antes de que yo terminara de contarles este cuento no apto para niños…aunque quien sabe, a lo mejor esa tarde les planté un momento para recordarme cuando yo parta…

21/7/16

Inaccesible , accesible....

Puede que seas inaccesible, igual que las montañas altas lo son…inaccesible a mis manos, a mi piel que sueña con rozarte, pero a mi mente no…Estas firme en mis ojos y en cada uno de mis pensamientos, al igual que al imaginarme sobre esas cumbres nevadas, siento el aire puro rozarme la cara…

Y no se quema mi deseo por lo inaccesible del momento, me alegro de saber que al igual que la montaña, existes en algún lugar, y aunque mis pies no puedan colocarse en esas tierras altas, mi horizonte se abre y se hace accesible a todo lo que vivo y me hace soñar, me hace pensar y comprender que no hay nada que sea inaccesible, cuando te haces accesible en cada uno de mis vuelos…


Y ya no existen obstáculos fuertes a mis pasos…y me abro a través de ellos como el agua corre a través de los arroyos, de los ríos hasta llegar finalmente al mar, en donde me elevo y vivo de la manera que quiero, fundida en ese cielo, que es tu mismo cielo, a lo largo de tu vida, acompañándote cada día, fluyendo desde arriba y no al pie esperando sin moverme…