RSS Feed

8/4/15

Nunca te acuestes sin saber algo nuevo..


Los mándalas pueden ser figuras bidimensionales y también tridimensionales. Se van construyendo de adentro hacia afuera, basándose en diseños variados pero con características similares que se van repitiendo en cada capa. Los mándalas tienen un centro y puntos cardinales, y se van construyendo en círculos respetando la simetría.

Muchos investigadores aseguran que crear o pintar mándalas es beneficioso para la salud mental. Los beneficios empiezan a la hora de crear, colorear, y también al observarlos. Los mándalas provocan una sensación de relajación, la posibilidad de dejar fluir tu sabiduría interna y encontrar tu centro, encontrar la paz mental, o simplemente entretenerse y hacer un poco de salud ocupacional, entre otras. Por lo tanto, pintar un mándala es un tipo de meditación activa. Las formas y colores de los mándalas tienen un significado especial.

Algunos de los significados de las formas de los mándalas son:


Circulo: Lo absoluto, el verdadero yo, movimiento.
Corazón: Sol, amor, felicidad, alegría, sentimiento de unión.
Cruz: Unión del cielo y la tierra, vida y muerte, lo consciente y lo inconsciente.
Cuadrado: Procesos de la naturaleza, estabilidad, equilibrio.
Estrella: Símbolo de lo espiritual, libertad, elevación.
Espiral: Vitalidad, energías curativas, búsqueda de la totalidad.
Hexágono: unión de los contrarios.
Laberinto: Búsqueda del propio centro.
Mariposa: auto renovación del alma, transformación y muerte.
Pentágono: silueta del cuerpo humano, tierra, agua y fuego.
Rectángulo: Estabilidad, rendimiento del intelecto, la vida terrenal.
Triángulo: Agua, inconsciente, vitalidad transformación, agresión hacia uno mismo (dependiendo de hacia donde esté dirigida la punta del triángulo.


Los colores utilizados por el creador para hacer el mándala también tienen un significado que denota el estado de ánimo y el estado mental del creador. Algunos de los significados de las formas de los mándalas son:


Blanco: La nada, pureza, iluminación, y perfección.
Negro: Muerte, limitación personal, misterio, renacimiento, e ignorancia.
Gris: Neutralidad, sabiduría, renovación.
Rojo: Masculino, sensualidad, amor, arraigamiento, pasión.
Azul: Tranquilidad, paz, felicidad, satisfacción, alegría.
Amarillo: sol, luz, jovialidad, simpatía, y receptividad.
Naranja: Energía, dinamismo, ambición, ternura, y valor.
Rosa: Femenino, infantil, dulzura, y altruismo.
Morado: Amor al prójimo, idealismo y sabiduría.
Verde: naturaleza, equilibrio, crecimiento, y esperanza.
Violeta: Música, magia, espiritualidad, transformación, e inspiración.
Oro: Sabiduría, claridad, lucidez, y vitalidad.
Plata: Capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes y bienestar.


1 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Abuela Ciber dijo...

Interesante lo que comparte
Una de mis nietas de 10 años,algo inquieta le encanta hacer mandalas, es algo que decidio hacer por su cuenta
Siempre pienso que traemos todas las herramientas para nuestro mejoramiento personal y felicidad, saberlas sacara luz es nuestro destimo
Cariños

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...