RSS Feed

9/12/08

Overlapping Text Generator - http://www.overlappingtextlive.com

Otra vez siento que dentro de mi casa los recuerdos pueblan lo poco que queda de conciencia. Sentada, mirando las luces del arbolito como se encienden y apagan, espero la llegada del siguiente día y agradezco las cosas recibidas en éste que termina mientras balanceo de a poco la taza de chocolate en mis manos, pienso....
Puedo sentir que la lluvia va refrescando viejas heridas, mientras la brisa agita los cabellos que se oponen a teñirse de blanco, observando como al igual que el jardín se cubre de hojas amarillas y de color cobrizo, el otoño en mi vida me cubre de tristezas.
Otoño que llega, con sus ausencias, con sus olvidos, pero dentro de esa distancia y soledad también de paciencia. Ya quedaron atrás las carreras, los ímpetus de juventud, los romances en puerta, los deseos de ser protagonista de alguna historia de telenovela. Al igual que los árboles en otoño, vamos perdiendo mucho mas que las hojas con la que lográbamos decorar, perdemos también las ramas con las que podíamos abrazar y mantener unidos nuestros afectos… hace tiempo que no hacemos nidos donde vengan los pájaros a cantar.
Hoy me he dado cuenta que el otoño que veía ahí afuera se ha metido en mi, llenando mi vida de realidades y de recuerdos, hoy el frío viento ha tocado mis huesos para recordarme que tú eras la primavera tratando de alejar el invierno, que yo quería pintar de follaje lo que hace tiempo ya no tenía remedio, porque mis hojas habían alfombrado un camino al olvido y ahora para ti no soy ni un recuerdo.
Soy del color del otoño, de colores ocres y rojizos, llena de humedad y de calores, que va dejando parte de si en su camino porque nada traje a este mundo y nada me llevare al partir y tú aún tienes mucho por entregar pero ya nada será para mi
Esta noche he dejado que el viento te recuerde, que se meta por mis ojos y de un paseo en mi cabeza, que refresque la memoria de todo cuanto guardaba de ti, para saber que si exististe alguna vez en ese mundo de fantasía ideado por los dos, pero también lo dejé entrar para que por una pequeña ventana se lleve todo lo que aún guardaba y no deje nada, ni tu mirada ni tu sonrisa.
Hace frío, quizás la vida a estas alturas se va enfriando, quizás se nos va enfriando la mirada cansada de tantos soles, de tanta vida pero sigo intentando vivirla, porque ella no siempre será buena, ni alegre ni llena de sobresaltos, pero es mía, y antes que llegue el invierno habré entregado mis hojas a quien quiera recibirlas, estirado mis ramas a quien quiera mis abrazos y escuchado el canto de quien se detenga a acompañarme por un rato. Y para aquel que decidió seguir por su camino solamente le diré:
Adiós amigo, que la vida sea buena contigo así como ha sido conmigo.

El recuerdo, como una vela, brilla más en Navidad...

Donde hay mucho sentimiento, hay mucho dolor.

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...