RSS Feed

7/10/09


Pintaste mi mundo de colores...


No necesito encender la radio para vestirle a la noche con música sus horas… no ves que cuando estás en mi mente la música eres tú? No notas que tu presencia hace que todas las cosas tarareen tu nombre? Acaso no notas que cuando apareces hasta las estrellas silban? No necesitas escribir a mi lado ni siquiera estar presente para que yo te ame, no tienes que quedarte conmigo para inspirarme, me basta con tu recuerdo cerca y las palabras salen solas porque si no te has dado cuenta, ellas están siempre presentes aunque a veces sienta miedo de ese frío día en que las palabras no me salgan…


Pero eso no será hoy...no esta noche…en que tu amor se asemeja a un pájaro con las alas abiertas en un campo que no conoce límites y en su vuelo cura la pata rota del tiempo acostándolo en una cama en cuya habitación las paredes están pintadas de colores…un pájaro que cuenta una de las mas bellas historias de amor jamás contadas…

Esta es la historia de un pájaro que ama…y que en cada vuelo hace reverencias en el aire satisfecho por haber conocido ese sentimiento…un pájaro que de tanto volar pudiera tener la pata rota pero aun así lastimado, siempre piensa que todo está bien empleado porque en su vuelo creció hasta llegar al sol que es el nido de toda la vida y sigue volando porque debe mantenerse con la vista pendiente de los puntos en el cielo…conserva la vista alzada para ver una docena…dos, miles, millones de docenas de globos gigantes, brillantes de todos los colores elevándose hacía el cielo hacía lo mas alto…esos globos son los besos que ha recibido...cada globo es un te quiero y el pájaro feliz solo pretende dar colores al cielo… colores que puedan dibujar su sonrisa y la de su amada

Este pájaro vuela por todo el mundo sabiendo que es poco espacio, porque el amor de su vida está siempre cerca y vuela. Algunas personas al verle volar se lamentan, incluso se burlan, le miran y piensan: “pobrecillo tanto volar y no tiene la mas mínima posibilidad de encontrar lo que busca, pues eso que busca ningún humano lo conoce ni lo ha sentido”… y si alguien fuera un poco avispado podría ver que el pájaro dibuja una sonrisa porque su vuelo no es búsqueda, su vuelo es un homenaje de felicidad…

El ya tuvo la suerte de sentir su amor, de hallarla en cada mirada, de besarla en cada esquina, de sentirla en cada rincón de una ciudad desierta, de amarla en cada espera de aeropuerto, y podría continuar citando lugares y momentos pero el pájaro vuela sabiendo que es más que nadie porque ella lo es todo y su vuelo es solo el diseño de la elipse de un abrazo…podrá añadir que recorrió bosques centenarios, pero así y todo, mucho mas jóvenes que su amor, podría hablar de ciudades de callejuelas olvidadas, de lugares ignotos y los hombres seguirían pensando: “pobrecillo nunca hallará lo que busca”… y la sonrisa del pájaro cada vez sería más grande y en un esfuerzo recordaría sus colores y ese recuerdo, esos colores, harían que el pájaro dibujara en su vuelo una especie de arco en el cielo.

Ese arco estaría siempre presente para borrar la incertidumbre de los humanos y regalarles algo que les hiciera saber, que cada vez que en medio de una tormenta buscarán una ilusión, ésta se les aparecería en forma de arcoiris que les llenaría de vida y sería el homenaje al amor verdadero, un recordatorio a todo aquel que se siente triste con la lluvia, un regalo, una promesa, para todo aquel que no sabe que después de un día gris siempre aparecerán los colores en el cielo…

Y es por eso que si hoy supiera que es mi ultimo día y quisiera dejarte escrito las cosas felices vividas...te contaría de mi alegría, de como me gustaron los juegos, de como cada noche me alegraba al verte llegar...y de como en tus manos siempre traías cofres llenos de mensajes cargados de emociones y sensaciones…y tú, me dirías que nadie me esperó como tú y que nadie podrá robarme el aliento sino son tus besos

Llegaste un día y mis manos estaban vacías...pero amaste la flor y yo ame tu ternura...y me llevaste lejos...y mi cariño es para ti...




2 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Boddah I. dijo...

Guardaría mil colores, recordando lo bello de tu rostro, y en esa incertidumbre que mencionas, quedarían recuerdos latiendo, que no creo en un cielo, pero si en lo terrenal, cada noche te dejaría con mis huellas signos y ritos de todo aquello hallado contigo.

La lluvia acompaña el cielo, y mis recuerdos me acompañan siempre.


Ya veo porque tarda en escribir, miles de letras, palabras simples pero acomodadas, agradable lugar.


Saludos.


Yankee.

budaismo dijo...

Realmente Li, cada vez me asombra más leerte, la belleza de tus letras, sumada a la música y a todo el trabajo visual, hacen de tu página un lugar mágico.

Besazos, guapis.
Venus

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...