RSS Feed

8/10/09


“Y manteneos unidos, mas no demasiado juntos, permitid que cada uno se sienta solo: Así como las cuerdas de un laúd se encuentran separadas aunque se estremezcan con la misma música. Porque las columnas del templo se encuentran separadas. Y el ciprés y el roble no crecen estando bajo la sombra del otro.” ...“ El profeta”
 
Así es el amor, un estar juntos, unidos, manteniendo cada quien su libertad sin por eso dejar que uno opaque al otro, libres para expresar los pensamientos, donde no hay cabida a temores, y si existen diferencias, solucionarlas. El amor es un constante ir y venir, lleno de cambios, de sobresaltos, de peleas y reconciliaciones, donde no todo es tan perfectamente simple… el amor perfecto no existe y no existe porque no hay hombre ni mujer que sea perfecto. El amor es un sentimiento que a veces requiere de errores para entender ciertas cosas…el amor puede ser de muchas formas o maneras: difícil, fácil, moderno, frágil, fuerte, de costumbre, largo o corto pero perfecto…nunca.

El amor, donde lo hay, por si sólo encuentra sus senderos, rebusca sus paisajes, a si mismo se alimenta, no cabe todo él en una sola cabeza o pareja, ¿quién lo puede retener completamente?, sin embargo, es a la vez tan conciso que se deja atrapar y se introduce en tu ser.

Buscamos muchas veces el amor perfecto, porque dicen algunos que existe, ese en donde no hay cabida para las dudas, los celos y las peleas...pero ¿Cómo puede llamarse perfecto sino puede abarcarlo todo?...pienso que esa clase de amor tan perfecto esta lleno de tanta perfección que molesta, sin embargo, todo es cuestión de elegir por donde seguir y sopesar cual es el que mas conviene porque para todas las cosas siempre vamos a tener frente a nosotros dos diferentes caminos para elegir y el amor no es la excepción.

El primer camino es sinuoso, con pendientes, curvas peligrosas, barrancos, colinas por conquistar o antes conquistadas, con tramos rectos o curvos, desvíos, senderos sombríos, piedras, baches, donde ya sea en tu dolor, en tu deleite y en tu luchar, ves el lugar hacia donde te conduce,…

El segundo es un camino monótono, rectilíneo, sin cambio aparente y con una imagen al final del camino que no se sabe si cada vez se acerca o se aleja mas. La vista puesta solamente en el frente de la vía, sin panorama de cambios, ni dificultades, ni exigencias. No hay sobresaltos, ni un solo bache que remueva la senda recorrida…

Y entonces, nos toca elegir, todo es cuestión de elegir, sopesar… al final es lo único que nos diferencia de los animales… el don de elegir... si lo hacemos bien o mal eso no hace la diferencia…en todo hay que elegir…pero me pregunto si en cuestiones de amor, nosotros elegimos o el amor nos elige?

Sin las dudas y ese toque de celos, el amor sería como un paisaje monótono... sin sus curvas... sin montañas…una planicie que de tanto mirarla te va dando sueño... pero si consigues un hueco en el camino, te sobresalta y te despierta y te dice.. “Epa! Mejor que estés pendiente de lo que haces algo no lo estás haciendo bien..”

Se que cada cabeza es un mundo, que algunos desearían tener un amor estático, calmado, donde cada día sea igual al anterior, siempre siguiendo el mismo patrón o rutina…pero ese amor tranquilo no es para mi…el amor para mi eres tú..

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...