RSS Feed

30/12/09




Bueno...aquí estoy de nuevo y esta vez no tengo dolor de barriga ni hay apariciones extrañas en ningún lugar de mi casa. Creo que Dios después de ese acto de aparición confusa no tendrá ganas de venir por aquí...por lo menos no tan pronto… esta vez estoy pensando en aquellas personas que creen que salir a hacer compras es un trabajo de rutina, salir, manejar el coche al supermercado, poner las verduras en bolsas, pagar y regresar.


Bien, en teoría funcionaría así, o así sería si la que manejara fuera yo, pero resulta que voy siempre de copiloto y en el tiempo que transcurre entre la casa y el establecimiento hay interminables segundos vacíos que hay que llenar. Yo soy así. Mi cabeza nunca se detiene, mi mente se queda clavada en un lugar fijo y empieza a divagar. Esta vez ha sido la luna (casi siempre es la luna) la culpable de que me pusiera a pensar en el amor.



Dante creía que el Amor era capaz de mover el Sol y las otras estrellas. Los legados artísticos nos demuestran que el amor es un sentimiento que ha experimentado el hombre de todos los tiempos y de todas las culturas pero, cuantos de nosotros en estos días aún creemos en ese amor super romántico y del que los cuentos llaman superfelizporsiemprejamás..?



¿Alguna vez han estado enamorados? Pues yo sí, desde hace mucho tiempo. Aun lo estoy... el problema es que no lo conozco ni creo que algún día lo llegue a conocer. Pero un día llegó, apareció hace mucho tiempo desde el interior de mi memoria, emergiendo de una de las fantasías que tenía de pequeña…era como esos príncipes que llegaban montados sobre un caballo, empuñando su espada y luchando contra todos los elementos...De pronto estaba ahí, la persona que siempre me pareció sería mi amor perfecto… del interior de mis sueños emergió él.



Al principio no era más que la imagen difusa de ese concepto romántico de mi príncipe azul. Un hombre a mi lado, enamoradísimo de mí, y que me susurraba al oído las canciones que me acompañaban cada noche…pero que sucedió? Porque al pasar los días empezó a cobrar otra dimensión?



Yo casi no lo conocía, y sin embargo sabía  como era su mirada, sus impactantes ojos con los que imaginaba que me observaba mientras me contaba historias de mundos imaginarios, sus cejas tan recias y sus pestañas alineadas. Luego, imaginaba como movía su boca mientras me hablaba y  dibujaba sus labios, ni muy anchos ni muy estrechos, su mandíbula y su cabello... era la cara de mi hombre bello, varonil, de expresión serena y sobre todo muy gentil. Podía imaginar su torso, su cuerpo y su altura, no era mas alto que yo pero en mi imaginación eso no hacía diferencia y fui mas allá hasta imaginar su manera de sonreír, el aliento de su boca, su olor, su tacto sobre mi piel...



Era mi hombre bueno, romántico, comprensivo, fiel... era mi hombre perfecto, con el que bailaba al son de la canción que mas nos gustaba, el que me llevaba de su mano a conocer regiones del mundo que jamás creí conocer, todo era perfecto menos una cosa…estaba muy lejos de mi lado en un mundo en donde yo no tenía cabida…al menos, no en esta vida.



Eso creaba choques en mi mente, confusión, porque mi vida real estaba en discordia con mi mundo de ilusiones. Él sólo vivía en mi memoria, no era real, a pesar que lo amaba como a nadie y entonces quise girar mi mundo y rodearme de personas distintas y conocí otras gentes que no me relacionaran a su mundo



Pero todo era diferente a él... De todas las personas que conocí, no encontré a ninguno que se aproximase a esa visión romántica que me había creado. Mi hombre imaginario era tan perfecto que nadie lograba superarle, y en consecuencia, terminaba por dejarles. Eso sin contar mi absurda sensación de estar haciendo algo malo, como si tuviera remordimientos por ser infiel a un hombre tan perfecto, cambiándole por estos otros tan normales... Y es que mi hombre perfecto era tan perfecto que me esperaba, porque sabía que después de mis fracasos esperaría por mi, me ofrecería su mano y me recibiría con una sonrisa, y bailaríamos como siempre escuchando nuestras canciones. Quizás si hubieron reproches, también hubieron preguntas, reclamos, enojos y los inacabables porque?



-          Porqué? Que te faltaba?



Y yo nunca podía responder. Solo sentía que había empezado una relación convencida, no tanto en haber encontrado el hombre perfecto, pero sí de tener a aquel que más se le aproximaba la tranquilidad de no buscar lo que nunca iba a encontrar y que debía conformarme con lo que me daba la vida. Al fin y al cabo, aquel muchacho era un buen hombre, aunque no fuese exactamente "Él". Para que cambiar la realidad...teníamos cosas en común, nos gustaba hacer las mismas cosas, podíamos hablar con tranquilidad, pero al pasar el tiempo me di cuenta que lo que yo pensaba que era amor, se trataba solo de una amistad…



No se muy bien si él me amaba o solo formaba parte de su grupo de amigos especiales, pero la realidad es que para mi el amor es sentir que le haces falta a alguien, que si no te ve un día escribe un mensaje para saber de ti, ese hombre que no necesita de fechas especiales para mandarte un detalle, una canción , un dibujo, un te quiero dentro de un corazón torcido, es esa clase amor que al estar escuchándolo te hace flotar e inventar instantes mágicos irrepetibles porque cada día a su lado es uno nuevo….y no hay que equivocarse, no es un amor asfixiante, ni posesivo, no es sentirse que cortas su libertad porque cuando hay amor la libertad la sientes hasta cuando te aprieta fuerte con sus brazos hasta quitarte el aire…Soy Leo, y siempre en cada lugar en donde he estado he sido posesiva, dominante, líder y todo lo que dicen de mi signo, pero cuando me enamoro, abdicó a mi trono de ser hija del Sol, necesito ser mimada, consentida, necesito que estén pendientes y sentirme protegida, no puedo solamente imaginarme o estar segura que me aman…necesito sentirme amada..



Así he llegado hasta hoy, en donde no necesito de una adivina que se llame Marcelina, Cusulina o lo que termine en Ina, me lea las cartas del tarot para decirme que estoy enamorada, ni que me pregunte mi signo o una cifra de números para decirme mi futuro.., mi futuro está junto a mi amor perfecto, aunque sea invisible..Se que en mis cuentos de niña las princesas eran las que encontraban a su príncipe perfecto, ese que llegaba en corcel blanco a rescatarlas de la malvada bruja, mientras esta se retorcía de envidia y se le llenaban de verrugas la nariz…se que mi hombre perfecto solo habita en los salones de mi mente, o aparece algunas noches desde atrás de la luna al invocarlo, para muchos quizás esté viviendo una mentira, y puede que esa sea la verdad, pero es mi mentira y cada quien vive su vida como desea vivirla y yo quiero vivirla con él… por eso, sentada en este sofá voy escribiendo sentimientos que aparecen mientras escucho esta canción que habla sobre amores perfectos entre un hombre y una mujer que no se conocen pero que se aman a pesar de no haberse visto jamás, del amor a un hombre que jamás ha tocado, pero al cual conoce perfectamente….y que nadie me reproche ni piense que soy patética o una mujer fuera de tiempo, que no me llamen tonta por estar esperándolo, por amarlo a pesar que él está del otro lado del charco porque al que me pregunte tan solo le diré:



- Vale, soy una bruja enamorada y aunque se que él no está conmigo, su amor por mi, si ¿Acaso no basta con eso? Para mi es suficiente…

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...