RSS Feed

17/2/14

EL POSEEDOR DE MI INFINITO...

Es obvio que el mundo se va al infierno. La única oportunidad posible es que intentemos prevenir que sea así. Robert Oppenheimer


Hay días en que la luna me sonríe cómplice y noches en las que el sol me desvela…o será que es ese carrusel de vida que llevo últimamente quien hace que pierda por momentos la conciencia, me sube y baja en sus vaivenes sin esperar consentimiento hasta el punto de no darme cuenta si en realidad me encuentro dormida o entre sueños me mantengo despierta …

Y es que hay días como hoy..o serán noches?...en las que el ruido turbulento de mis pensamientos sin tregua que no se acallan, no me dejan escuchar el rumor de tus pasos a través del follaje, mas una bocanada blanca en medio de la oscuridad de la noche me advierte que ya llegaste y que te encuentras aunque no conmigo, muy cerca de mi…

Ignoro si estoy consciente o es mi eterna lucha ante esta incertidumbre intensa y amarga…quizás me gusta hallar el suave reposo pensando en noches calladas en el recuerdo de otrora dicha,  mientras contemplo el mismo paisaje donde otras veces el sendero se hacía tan largo como el collar de puntos suspensivos de una esperanzadora sonrisa…

Solo hay una cosa que jamás podré ignorar, el crujir de este cuerpo en el silencio mientras espero, como el sonido de un esqueleto que aún no se dio cuenta de que ya no es mas, como el sonido de las voces que se alejan en el viento sin mirar atrás, como las palabras que me dejas mientras impregnas de infinito esta sensación de no saber si volverás..

Pero Tú nunca te irás… permanecerás, eternamente fuerte, poseedor del nombre de las cosas…tú nunca te irás porque vives en cada instante, en cada detalle, en cada fragmento de tiempo, tú lo llenas todo… eres solo el principio de un final que todavía no se ha planeado, tú el más grande entre los grandes..Tú.... el poseedor  de mi infinito..

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...