RSS Feed

24/3/12

Un violín llamado Farjad..

.sensual
A veces hay momentos en que uno dice..”Gracias a Dios que hice tal o cual cosa” porque de no haber sido así no se hubiera uno encontrado con algo fabuloso…eso me sucedió esta noche antes de irme a dormir después de haber pasado un día perfecto…

La verdad ando espabilada del sueño y me puse a curucutear el facebook a ver que canciones nuevas escuchaba para colocar en mi play y me encontré con un sonido espectacular de violín…Yo no puedo decir que sea conocedora de música pero creo que poseo un buen detector de buenas piezas musicales (así como de músicos)…cuando escucho alguna melodía y la piel se me tensa es sin duda algo muy especial y digno de compartir …

Pues nada, que escuché Ayrilik de un músico llamado Farid Farjad ,y que la verdad en mi vida he escuchado nombrar., pero lo que fui descubriendo cada vez que abría en youtube una y otra y otra música me terminó de ahuyentar el sueño…

Farjad de origen iraní, con estudios en el Conservatorio de Therán y profesor renombrado de dicho lugar, es un excelente y famoso violinista, con un estilo propio y original. Siempre me ha maravillado la cultura persa, su arquitectura y sus mágicos cuentos…deleitarse con la música de Farjad es un viaje desconocido adentrándose al maravilloso mundo de las mil y una noche, o a la fabulosa Alhambra sin salir de nuestro recinto…escuchar sus melodías te hace volar sin mas…todo lo que a mi me gusta…soñar..

Sólo basta con percibir lo místico del oriente con la magia de lo occidental para crear un ambiente único…

“..Se que vas a opinar como yo, porque tienes un excelente oído musical* “

2 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

vicente murcia cosin dijo...

LA VERDAD ES UNA MUSICA MUY BELLA,ESTAS SEGURA QUE ES VIOLIN?? O UN INSTRUMENTO SIMILAR?
BESITOS

Francisco Espada dijo...

Tienes razón, amiga mía, es una música que araña el alma con esos sones mediorientales como sacados de Las mil y una noches.

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...