RSS Feed

5/6/10

Hablando conmigo... 
 
Cae la noche.
El corazón desciende infinitos peldaños, enormes galerías, hasta encontrar la pena.
Allí descansa, yace, allí, vencido, yace su propio ser.
José Angel Valente
¿Dónde colocar tu recuerdo embriagado de olores y color?

Oldies…Oldies…me gusta esa estación de radio porque con ella puedo refrescar tantos recuerdos…momentos en los que no tenía mayor preocupación que la de pensar que haría al otro día y…,,pensándolo bien, acabo de darme cuenta de que hoy en día tampoco tengo nada mas en que preocuparme sino en lo que haré al otro día…pero en fin, a veces me es difícil entender y aceptar quien soy…que soy…

Y yo misma me respondo...Mirella, eres un ser humano, complejo de pensamientos y sentimientos, un cúmulo de cosas lindas pero con muchas imperfecciones, un conjunto de obsesiones, sueños y fantasías, en fin o al principio de todo soy una mujer con alma de adolescente. La combinación en general a veces resulta muy dulce, casi siempre alegre, muy pocas veces en conflicto con mi exterior pero en el interior, llevo un volcán en las entrañas dispuesto a hacer ebullición en cualquier instante.

Me enervan las mentes cuadradas de ideas congeladas, me opongo a lo que está impuesto por derecho mas que por la razón, vivo apasionadamente cada momento y lloro fácilmente con canciones como éstas que me llenan de recuerdos..

Vivo en éste mundo, porque aquí me dejaron hace muchos años para atarme cadenas de realidad pero un lado mío siempre logra zafarse de alguna manera y es ahí cuando en medio de la noche un lado mío roza peligrosamente con la obscuridad….es ahí donde dejo de ser Mirella para convertirme en Doña Bostezos…un alma negra con el corazón blanco que vive en este confesionario de ideas y de sentimientos prohibidos dejando mensajes a la luna porque sabe que en alguna parte, lejos de donde me encuentro esta noche, alguien piensa en mi…

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...