RSS Feed

8/6/10

Aunque no quieras...brilla!
Hace unos días, mi pechocha Alanna me envío un power point con una leyenda de la que no menciona quien es el autor aunque supongo que es desconocida ya que he tratado de encontrar quien es y me es difícil.

"Cuenta la leyenda que una vez una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga. Ésta huía rápido con miedo de la feroz predadora y la serpiente al mismo tiempo no desistía.
Huyó un día y ella la seguía, dos días y la seguía… Al tercer día, ya sin fuerzas, la luciérnaga paró y le dijo a la serpiente:
-¿Puedo hacerte tres preguntas?
- No acostumbro dar este precedente a nadie, pero como te voy a devorar, puedes preguntar-contestó la serpiente
- ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?-preguntó la luciérnaga
- No-contestó la serpiente
- ¿Yo te hice algún mal ?-dijo la luciérnaga
- No-volvió a responder la serpiente.
- Entonces, ¿por qué quieres acabar conmigo?
- ¡¡¡Porque no soporto verte brillar…!!!
Autor Desconocido


Cuando alguien siente envidia de los demás crea un infierno a su alrededor y se convierte en mala persona, no sabe vivir consigo mismo ni deja vivir al que envidia. Cada persona es única e incomparable, cada persona tiene su luz propia, siempre puede brillar a pesar de que no sepa encontrar en su interior su propia belleza. Hay que dar siempre lo mejor de ti, no permitas que te lastimen, ni tampoco que te hieran. Si brillas no podrán tocarte, porque tu luz seguirá intacta. Sé siempre auténtico, aunque tu luz moleste a los que no la poseen. No hay mayor provocación que ser uno mismo, con sus defectos y sus virtudes pero ser uno mismo. Tu esencia permanecerá, pase lo que pase. Aquellos que actúan como la serpiente, poseen un alma vacía. Porque lo peor de la envidia es que se acompaña de una frustrante impresión de que la vida pasa sin vivirla. Es uno de los peores males que existen. Sabe que su sonrisa es falsa, porque su corazón no sonríe del todo. Tal vez está llorando y sollozando. Tiene que madurar, convertirse en un individuo más y más auténtico. Tiene que amarse y respetarse a si mismo. Si no, estará perdido.


Sería muy hermoso que todos brilláramos por nuestros propios esfuerzos sin envidiar ni desear el mal a nadie, vivir y ser feliz con lo que tenemos y si queremos alumbrar que sea con nuestra propia luz.

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...