RSS Feed

9/3/14

Noticias de ayer que parecen de hoy..

Al Final Del Camino

El olvido de muchos de los que no claudicamos,
y la conducta de los simuladores y traidores.

(Extracto de la conversación del General Perón con su amigo Ramón Landajo)

Una importante cantidad de recortes periodísticos se acumulaban en la mesa. Todos contenían información sobre acontecimientos de Argentina, como también comentarios de diarios de países vecinos, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile. Don Geraldo Rocha, importante político, empresario y periodista brasileño, gran amigo del General, le hacía llegar ese material, dónde se evidenciaba la influencia de poderosos intereses aliados en el derrocamiento del gobierno constitucional presidido por Perón y que respondían al centro de poder formado por Estados Unidos, Inglaterra y la Unión Soviética, las grandes potencias de postguerra....

" Sólo hace falta leer con cuidado todos estos comentarios y la información que reproducen, cuyo origen ya conocemos. Así se podrá advertir qué clase de argentinos son los protagonistas de esta historia triste y dramática para nuestro país. Aquellos que desconocen los manejos de la prensa internacional, pueden comprobar sin embargo lo bastardo de estos" apóstoles de la democracia" que tanto declamaban libertad y derechos. Son los escribas a sueldo de los que se han adueñado del mundo, y los propagandistas de un sistema que dice defender al hombre, y sólo busca dominarlo y someterlo a sus arbitrios.

Fácil hubiera sido para nuestro gobierno lograr el apoyo de esos mercaderes. Solamente era necesario pagarles por los halagos, por los elogios y mantenerlos dentro de un presupuesto. Pero ello hubiera significado ir contra nuestro firme propósito de promover lo auténticamente nacional y realizar obras que hoy son prueba evidente de que trabajamos para la felicidad y bienestar de las mayorías. El tiempo será testigo de la nefasta acción de esa especie de periodistas, que creyendo saberlo todo, se erigen como fiscales de aquellos que hacen algo por su país y por su pueblo. Distorsionando la verdad a la medida de los intereses de sus patrones van creando una opinión equivocada y un sentir perverso que sirve a la destrucción de los valores reales.

El tiempo será testigo de esta tragedia que le toca vivir a nuestro país, y transcurrirán varias décadas, más de lo que muchos puedan suponer, hasta que Argentina vuelva a ser esa Nación socialmente Justa, económicamente Libre y políticamente Soberana, que por un tiempo hicimos realidad. No cabe duda que seremos testigos de horas de inmenso dolor y sufrimiento para nuestro Pueblo, cuyos derechos serán conculcados por camarillas que se irán sucediendo, con diferentes discursos y signos, pero que tras una falsa apariencia de democracia y honradez, serán los verdugos y saqueadores de la patria. Debo admitir que mal favor he hecho a los argentinos, ya que durante nuestro gobierno creamos condiciones para su felicidad, seguridad y bienestar. Mal favor fue el haber querido la autosuficiencia del país, levantando industrias, fomentando la capacitación de nuestros trabajadores, creando condiciones dignas para todas las familias, asegurando la salud y la vejez de millones de mujeres y hombres. Todos serán testigos del padecer de quiénes por la acción de estos mal llamados "demócratas", deambularán a corto plazo por calles y avenidas reclamando por sus derechos, ante una sordera y soberbia criminal de los ocupantes de las estructuras de gobierno que impondrán los dictados de sus mandantes foráneos instalados en la gran metrópoli del norte.

Nadie puede ignorar el sentimiento de odio y revancha de esta oligarquía que desplazamos del poder en su momento, y que fue a pertrecharse en los buques de la armada inglesa para luego utilizar esas bombas en la masacre de nuestro pueblo indefenso.....Debo señalar, que el futuro de nuestro país es incierto. No hay tiempo previsto para imaginar un despegue, ya que está sujeto a los dictados de quiénes se repartieron, con diferentes concepciones, el mundo. En la Argentina, que es cosmopolita, no hay un verdadero sentido de nacionalidad, ya que somos el resultado de inmigraciones que se asentaron en nuestro suelo, y no siempre llegaron los mejores. Al indio lo hemos destruído en nombre de una civilización superior, sin entender o esforzarse por hacerlo, que la misma arrastra siglos de frustraciones y errores. Y han sido nuestros mayores, los que nos han inculcado una superioridad de "color", que no condice con la sinceridad, lealtad y honorabilidad de los eternos perseguidos y dominados.

Ahí puede encontrar, entre tantos recortes, las "verdades de los yanquis", dignos hijos de ingleses, que en su farandulesco show que exportan a través de los medios de comunicación, hablan de democracia. Para ello se justifican a través de dos partidos de derecha que les permiten mantener un sistema ilusoriamente plutocrático y sostener esa simulación para engañar a tontos que tanto abundan en la política, o para estimular a los sinvergüenzas, que tampoco escasean en este mundo a contramano.

No pasará mucho tiempo, y el mundo, se verá sorprendido por la caída del comunismo. A ello habrán de contribuir los propios errores de quiénes se sucedan en su conducción, ya que no escaparán a la insensibilidad de la soberbia, que los impulsará al desprecio de las mayorías por ese unitarismo de los déspotas. A sus aliados de hoy en la repartija del mundo, también les preocupa tal posibilidad, pero ayudarán a destruir a los enemigos que en ellos se encarnan la infiltración de sujetos que, ganados por sus miserables pequeñeces, sean de grupo o personales, no trepidarán ante la traición para alcanzar metas inconfesables.

Y a la caída del comunismo, que podrá tardar algún tiempo, y que será provocada por la propia reacción de los pueblos cansados de ser víctimas de esas minorías enquistadas en el poder, sucederá, tras aparente pausa, la caída del capitalismo insensible y bastardo que alimentan las oligarquías esclavizadoras y prepotentes, que dentro de su liviandad, desconocen el derecho del hombre a vivir en felicidad, bienestar y seguridad. Tanto los unos como los otros, son los condenados a desaparecer cuando sea realidad la hora de los pueblos, de la cual, hemos sido los promotores. Yo no alcanzaré a ver esta hermosa página, ya que pasarán muchos años, muchas décadas, antes de alcanzar esa realidad. Así, por el momento, mi preocupación será la de servir de orientación a nuestro pueblo al que le aguardan horas duras e inciertas, no sólo en este presente, sino en todo un período en el cual deberá estar alerta y luchar en defensa de sus derechos y conquistas."

Los amigos son circunstanciales; los intereses son permanentes.

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...