RSS Feed

18/11/10

Un Amor Volátil...

Anoche llegue un poco tarde y algo cansada porque aún no me siento bien pero me puse supercontenta al encontrar este cuento que el Firus había escrito para mi.....es que el Firus es el Firus...tiene una imaginación tan linda que ayyy..lo único que no me gustó fue esa parte de "tratándose de alisar los cabellos"...mi cabello es lisoo jajajjajaa lisooooo..solo que a veces es algo rebelde como yo jajajaja....esta es la historia...
 
Llovió una noche y el agua quedó estancada en los desniveles de la tierra, los charcos brillaban como espejos cuando el sol se despertaba y los acompañaba todo el día.

Las nubes portadoras de agua se fueron de vacaciones por un tiempo largo y el nivel fue bajando. Los renacuajos que allí vivían se dieron cuenta,  dejaron sus colas, se pusieron patas y se largaron saltando. Unos diminutos puntos se desplazaban girando en el fondo , iban de aquí para allá todos los días.

Una noche el brujo de las oscuridades bajó a beber y los vio. Enojado porque los pequeños giros disfrutaban de su agua, los conjuró y les hizo crecer alas para que se marcharan volando.

Uno de ellos le hizo frente y le recriminó:
-          
             ¡¡¡Eres un ser malo y egoísta, nadie te hacía daño!!!

Entonces el malévolo brujo no soportó tal afrenta y apuntó sus dedos huesudos de uñas negras y le propinó un segundo hechizo…Le alargó la boca hasta hacerla un pico filoso, puntiagudo y largo, así cada vez que fuera en vuelo podría verse tal largura y  no olvidarse de quien mandaba en los charcos.

El desgraciado volador se apartó lo mas lejos posible, cruzó praderas, mares, montañas, selvas y desiertos.

Un día, mientras tomaba un descanso en una hoja, vio como un hada muy grande se intentaba alisar el cabello frente a un espejo de letras, de a poco sin hacer ruido se fue llegando a la ventana para observarla mejor… la dama sin darse cuenta seguía arreglando sus sedas. Él, día tras día volvía a la hoja para quedar prendado de tal belleza, las alas ya no quisieron irse, el clima era agradable y el amor era hermoso, tanto era su amor que hasta deliraba. Otro volador se acercó y al verlo como espiaba le dijo:
-          
           No seas cobarde, si te gusta ve y díselo y dale el mejor de tus besos

El parlanchín se fue y dejó la semilla plantada en los deseos del espía.

Siguieron pasando los días y cada vez se enamoraba mas, pero no se animaba a declararse hasta que tomó valor, agitó sus alas y apuntó su pico largo hacia la silueta de la amada, iba volando con miedo a las consecuencias pero ya estaba decidido, se fue acercando mas y mas hasta que  logró besar la mejilla de la encantadora mujer,
-          
           ¡¡¡Aayyyy!!!  - gritó y largó un manotón hacia donde había sido el beso,

El volador ya no estaba, miraba desde cerca la reacción. La dama se frotaba la cara y cuando sacó su mano el beso había quedado colorado. Ella se levantó y siguió con sus quehaceres, a las pocas horas se empezó a sentir mareada y el se dijo:
-          
           Ya es mía, mis besos la desmayan…

Y se fue a dar unas vueltas para ver si encontraba una flor para regalarle.

Unas luces de todos los colores llegaron a la casa, la dama se fue veloz con la sirena y él la siguió raudo. Llegaron a un hospital, un médico de bata violeta le hizo el chequeo:
-          
          Señora, usted sufre de amor

-                 ¿De amor?

-                  Si, de amor de mosquito, la picó el "dengue"
-                
                    ¡¡¡¡¿el dengue?!!!
-        
                   Si, debe hacer reposo

El médico sacó su bata y unas uñas largas y negras aparecieron. Por dentro se decía:
-           
           Así que estás aquí, te encontraré…

El mosquito a pesar de su amor se marchó sigilosamente, no fuera que el mago de la oscuridad lo hechizara de nuevo. Se fue bautizado como Dengue y se fue enamorado, ella...ella nunca lo olvidó, un beso de esos...no se olvidan.

Escrito por Richard Peláez para Mirella ...
(....todo lindo...hasta el dibujo..belloooo)

0 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

Publicar un comentario

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...